susanne-schaffert-big-image
susanne-schaffert-big-image

Novartis presenta nuevos resultados de Kisqali para cáncer de mama avanzado

en pacientes con enfermedad más agresiva

Guardar

La compañía farmacéutica Novartis ha presentado, este miércoles, 27 de mayo, un nuevo análisis exploratorio de subgrupos en los ensayos en Fase III Monaleesa-3 y Monaleesa-7,  que "refuerza el beneficio en la supervivencia global de Kisqali (ribociclib) en cáncer de mama avanzado receptor hormonal positivo y receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano negativo (HR+/HER2-) con hallazgos consistentes en pacientes con enfermedad más agresiva".

En este análisis de subgrupos, que se pormenorizará durante el Congreso Científico Virtual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO20), Kisqali, más la terapia endocrina, incrementó la supervivencia global en comparación con la monoterapia endocrina en mujeres con cáncer de mama avanzado o metastásico HR+/HER2- con metástasis viscerales, lo cual fue consistente con el beneficio observado en la población general de los estudios, señala este laboratorio.

Susanne Schaffert

“El análisis, realizado sobre dos ensayos en Fase III, respalda el uso de Kisqali en primera línea independientemente del estatus menopaúsico o la localización de la metástasis”, afirma el investigador principal del estadounidense Sarah Cannon Research Institute, el doctor Denise Yardley. “Los pacientes con metástasis viscerales suelen presentar peor pronóstico y mayor riesgo de resistencia al tratamiento, por lo que los resultados consistentes en la supervivencia global para estos pacientes con la terapia de combinación con Kisqali resulta prometedora”, añade.

“Se ha demostrado una supervivencia global superior con Kisqali en dos ensayos en Fase III y este análisis de subgrupos demuestra que Kisqali podría marcar una diferencia en la supervivencia, incluso entre pacientes con los tipos más agresivos de cáncer de mama avanzado”, asevera la presidenta de la división de Oncología de Novartis, la doctora Susanne Schaffert. “Los pacientes son los que inspiran todas nuestras acciones y seguiremos buscando avances terapéuticos innovadores que contribuyan a reimaginar el futuro para las personas con cáncer con la esperanza de que puedan vivir mejor durante más tiempo”, continúa.