Merck señala que nuevos marcadores ecográficos adelantan el diagnóstico de espina bífida

En la ecografía del primer trimestre del embarazo

Guardar

Un trabajo de investigación, respaldado por la división Consumer Health de la compañía farmacéutica Merck, ha mostrado que "nuevos marcadores ecográficos en la ecografía del primer trimestre del embarazo pueden detectar la espina bífida abierta el feto en una fase mucho más temprana a la actual".

Logo_MerckSegún expone este laboratorio en relación con el estudio prospectivo y multicéntrico IT de Berlín, "este hallazgo podría ayudar a diagnosticar la espina bífida durante la ecografía del primer trimestre, así como a tratar los problemas emocionales y físicos antes de que avance el embarazo". Por ello, lo destaca, además de por ser "la primera investigación a gran escala de los beneficios potenciales de las mediciones de parámetros ecográficos de la parte posterior del encéfalo en la ecografía del primer trimestre".

Las mediciones ecográficas "evalúan parámetros físicos determinados de los fetos", continúa Merck, que añade que sus investigadores analizaron a más de 15.000 mujeres y 16.000 fetos durante el transcurso del estudio. Los resultados arrojados por el mismo "demuestran cómo este método de cribado prenatal podría detectar casos de espina bífida abierta ya entre las semanas 11 y 13 del embarazo", explica al tiempo que informa de que, "actualmente, el diagnóstico es posible, sobre todo desde la semana 17 a la 23 o más tarde".

A juicio del coordinador de este trabajo, el doctor Wolfgang Henrich, "desafortunadamente, los defectos del tubo neural pueden provocar problemas de salud graves en los niños y su diagnóstico puede tener consecuencias emocionales y físicas importantes para las familias". Ante ello, subraya que los datos obtenidos "demuestran el potencial que tienen los métodos de cribado no invasivos para detectar espina bífida abierta".

"Este estudio pionero ofrecerá a las futuras madres información crucial sobre la salud del feto en una etapa más temprana del embarazo", prosigue el también miembro de la germana Clínica Charité de Berlín. Por su parte, el director Médico de la división Consumer Health de Merck, el doctor Hans Griek, sostiene que es un placer financiar el trabajo de la Clínica Charité. "Esperamos que con él se logre una mayor concienciación en la prevención de los defectos del tubo neural siempre que sea posible, además de poder ofrecer un diagnóstico mejor y más rápido en estos casos", concluye.