merck
merck

Merck incide en la necesidad de poner freno al diagnóstico tardío del cáncer de cabeza y cuello

En la V Semana Anual de Concienciación

Guardar

La Fundación Merck Salud y el laboratorio Merck han apoyado, por segundo año consecutivo, la campaña 'Make Sense', dirigida por la Sociedad Europea de Cáncer de Cabeza y Cuello (EHNS) y celebrada en el marco de la V Semana Anual de Concienciación sobre este tipo de cáncer, con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de la prevención y el diagnóstico de esta enfermedad asociada al consumo de alcohol y tabaco.

Según los datos consultados por la Fundación Merck Salud, el cáncer escamoso de cabeza y cuello es el séptimo tipo de cáncer más común en el mundo y responsable de más de 350.000 muertes al año. "Este tumor se caracteriza porque puede afectar a la cavidad oral, faringe y laringe", explicó la adjunta al Servicio de Oncología Médica en cáncer de cabeza y cuello del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, la doctora Lara Iglesias.

Por este motivo, la oncóloga matizó que este tipo de cáncer "puede afectar a la respiración, al habla, a la deglución y a la apariencia física. Estas secuelas, en una sociedad como la nuestra, supone el aislamiento del paciente y enormes dificultades para la reincorporación a la vida normal después de superar la enfermedad”.

Asimismo, la alta incidencia de esta enfermedad contrasta con el amplio desconocimiento por parte de la población, "un fenómeno que explica su diagnóstico tardío en la mayor parte de los pacientes", afirmó Lara Iglesias. De esta manera, añadió que "este hecho influye de forma determinante en el pronóstico y la curación, ya que cuanto más avanzado esté el tumor, más difícil es el tratamiento y más secuelas sufrirá el paciente”.
Detección temprana
Para avanzar en la detección temprana de esta enfermedad, los profesionales sanitarios especializados en cáncer escamoso de cabeza y cuello crearon la regla 'Uno durante Tres', que "se ha impuesto como el mejor método para identificar la enfermedad en un estadio temprano", asegura la Fundación Merck Salud.

Esta definición establece que el paciente debe acudir a la consulta y los médicos de Atención Primaria deben derivar al especialista si el paciente presenta uno de estos síntomas: lengua dolorida, úlceras, dolor de garganta, bulto en el cuello, ronquera persistente, dolor o dificultad para tragar o nariz obstruida durante más de tres semanas.

Respecto a la importancia de apoyar esta campaña, la presidenta Ejecutiva de la Fundación Merck Salud, Carmen González, apuntó que el año pasado fueron "un altavoz para concienciar acerca de esta enfermedad" sobre la que todavía hay "un largo camino por recorrer en cuanto a concienciación e información a los ciudadanos". "Este año queremos resaltar que la prevención y el diagnóstico precoz resultan claves”, explicó.

Por otro lado, recientemente se presentó la Asociación Española de Pacientes de Cáncer de Cabeza y Cuello, durante una jornada impulsada por el Servicio de Responsabilidad Social Corporativa del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid que, según su responsable, Ana María Díaz-Oliver, “está implementando un programa de actividades que apoyan al paciente en el hospital para que tenga todos los recursos que necesita y conocer mejor su enfermedad".