Los informes de posicionamiento terapéutico reciben el visto bueno de la Farmacología Clínica

Tras su primer año de funcionamiento

Guardar

sefclogo
sefclogo
La reciente celebración en Sevilla del XXVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacología Clínica (SEFC) ha sido aprovechada por sus miembros para destacar los informes de posicionamiento terapéutico (IPT), los cuales tras un año de funcionamiento, son valorados "positivamente", aunque también se han estudiado otros aspectos, como "la evaluación y selección de los diferentes tratamientos, los fármacos biosimilares, las terapias avanzadas, la seguridad de los medicamentos y la investigación en red".

Así, la presidenta de la SEFC,  la doctora Cristina Avendaño, expuso que el IPT, entendido como un informe de valor terapéutico añadido, "es uno de los elementos a considerar en el proceso de financiación selectiva". Además, señaló que su "punto fuerte" es la integración del conocimiento de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) con el de los clínicos expertos en el manejo de la enfermedad a tratar.

En este sentido, el gerente de Farmacia y del Medicamento del Servicio Catalán de la Salud, Toni Gilabert, declaró que el acceso a la innovación farmacológica "requiere de instrumentos que permitan minimizar la incertidumbre y optimizar el coste de oportunidad de las decisiones de financiación y utilización". Por ello, defendió la metodología utilizada en Cataluña para la evaluación del coste y efectividad de los medicamentos, así como "la implementación de esquemas de pago por resultados como los acuerdos de riesgo compartido".

Por último, los participantes en el Congreso de la SEFC pusieron de relieve a importancia de la Farmacología Clínica "en la búsqueda de alternativas a los nuevos desafíos en la investigación clínica y su aplicabilidad clínica", pasando estos últimos "por la búsqueda de mejores diseños y estrategias de investigación clínica en la era de la Medicina personalizada". Además, significaron que representa un reto "la necesidad de una apuesta decidida por la investigación de la efectividad en estrecha vinculación con la práctica clínica".