Lilly y Lycia desarrollan terapias para la degradación de proteínas lisosomales

Tras la firma de un acuerdo de colaboración

Guardar

INDUSTRIA
INDUSTRIA
Las compañías farmacéuticas Lilly y Lycia Therapeutics han anunciado un acuerdo de licencia y colaboración de investigación de varios años centrado en el descubrimiento, desarrollo y comercialización de nuevas terapias que utilizan la quimeras dirigidas a la degradación de proteínas lisosomales, patentada del segunda de estos laboratorios, LYTAC, una tecnología de degradación de proteínas.

El enfoque de degradación de próxima generación de Lycia se dirige al proteoma extracelular sin explotar, incluidos los receptores de la superficie celular y las proteínas secretadas. La plataforma LYTAC puede permitir el desarrollo de varios modelos de terapias, incluidos anticuerpos y moléculas pequeñas, con el potencial de inhibir muchas dianas que antes se consideraban intratables en un amplio espectro de áreas terapéuticas y enfermedades.

Según los términos de este convenio, las citadas empresas utilizarán la plataforma LYTAC, de Lycia, para descubrir y desarrollar degradadores novedosos para hasta cinco dianas, que tienen como objetivo abordar necesidades médicas clave no cubiertas en áreas terapéuticas en las que se enfoca Lilly, como son la inmunología y el dolor. Esta última compañía será la única responsable del desarrollo clínico y preclínico de los candidatos y recibirá una licencia mundial exclusiva para comercializar medicamentos potenciales resultantes de este acuerdo.
Con tecnología innovadora
"Esta colaboración con Lycia promueve la estrategia de Lilly de utilizar nueva tecnología innovadora para tratar áreas con enfermedades desafiantes, como son la inmunología y el dolor", señala el vicepresidente de Inmunología de esta farmacéutica, Ajay Nirula. Según este acuerdo, Lycia recibirá un pago por adelantado de 35 millones de dólares.

Pero además, este laboratorio también es elegible para recibir más de 1.600 millones de dólares en pagos por hitos potenciales basados en el logro de hitos preclínicos, de desarrollo y comerciales preespecificados, así como royalties escalonados que van desde alrededor de los cinco puntos porcentuales hasta porcentajes bajos de dos dígitos sobre las ventas resultantes del acuerdo.