Las compañías innovadoras trabajan en medio centenar de medicamentos para el asma

Según informa Farmaindustria, en el Día Mundial de esta enfermedad

Guardar

iStock-1141669657-1-768x441
iStock-1141669657-1-768x441
Con motivo del Día Mundial del Asma, que se conmemora este martes, 5 de mayo, Farmaindustria ha comunicado que las compañías innovadoras están desarrollando más de un centenar de medicamentos y vacunas para los millones de pacientes afectados por enfermedades respiratorias y cerca de 50 tratamientos específicos para asma, según recogía hace poco más un año la patronal estadounidense de la industria farmacéutica, Phrma.

En España, el Registro Español de Estudios Clínicos (REEC), que lidera la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), recoge un total de 184 ensayos para esta patología, de los que casi la mitad están en Fase III. La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (Seicap) recomienda que los niños con esta patología no interrumpan su tratamiento con corticoides inhalados durante la pandemia por la Covid-19, ya que "si se suspende el uso de estos fármacos, se puede contribuir a un empeoramiento, lo que puede generar graves consecuencias, como, por ejemplo, una crisis de broncoespasmo que necesite de atención hospitalaria e incluso ingreso".

Según el informe 'Manejo de alergias e inmunodeficiencias infantiles durante la pandemia de Covid-19', elaborado por la Sección de Pediatría de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica, la recomendación es no suspender los esteroides orales en el tratamiento del asma si el paciente ya está tomando estos medicamentos para controlar su enfermedad, y no evitar la administración oral de esteroides en caso de crisis, incluso si se debe al coronavirus.

El control de la enfermedad refleja en buena medida la idoneidad del tratamiento farmacológico para el asma, que puede ser de control/mantenimiento o de alivio/rescate. Se mostró que el uso regular de corticosteroides es efectivo en la reducción de síntomas, la mejora de la función pulmonar, la disminución de la hiperrespuesta bronquial y la reducción del número de exacerbaciones.
Uso regular de medicamentos
Por su parte, Farmaindustria recuerda que "el uso regular de beta-agonistas de larga duración puede mejorar el control del asma y reducir las exacerbaciones". Y, más recientemente, se revelaron como prometedores los anticuerpos monoclonales, que, además de demostrar su efectividad, contribuyen al fomento de la adherencia.

El uso regular de medicamentos para el asma logra una reducción efectiva de los síntomas y una mejora de la respuesta pulmonar, elevando a su vez la calidad de vida del paciente. Asimismo, reduce la probabilidad de sufrir una exacerbación y puede reducir en más de un tercio las hospitalizaciones asociadas. En este sentido, profesionales sanitarios reconocen que "sigue existiendo un importante infratratamiento que se debe corregir".

Sumados a los resultados en salud, se constataron ahorros netos asociados al tratamiento farmacológico del asma. En España, el coste medio asociado a un paciente asmático no controlado es 2,3 veces superior al de un asmático parcialmente controlado, y 3,7 veces superior al de un asmático controlado, mientras que las pérdidas de productividad laboral (por incapacidad temporal) pasan de representar el 2,6 por ciento del coste total al 22 por ciento si la enfermedad no está bien controlada, según recoge el informe 'El valor del medicamento desde una perspectiva social', realizado por la Fundación Weber para Farmaindustria.

Unos 235 millones de personas en el mundo y 30 de ellos en Europa tienen asma. Estas cifras crecientes de pacientes dan idea del problema real de Salud Pública y el desafío que representa esta enfermedad. Los estudios realizados en España muestran que entre un 3 y un 7 por ciento de la población padece esta patología crónica, que fue incrementando su incidencia en las últimas décadas.