La Microbiología se propone crear el mapa mundial de virus que amenazan la humanidad

Para cambiar del modelo reactivo a un modelo proactivo

Guardar

La Asociación de Microbiología y Salud (AMYS) ha señalado que la Microbiología mundial se enfrenta al nuevo desafío de crear un mapa de los virus que amenazan la humanidad, para cambiar del modelo reactivo que impera hasta ahora a un modelo proactivo que permita preparar a la humanidad para hacer frente a emergencias sanitarias

Ramón Cisterna

El presidente de AMYS, el doctor Ramón Cisterna, valora este cambio de paradigma de "forma muy positiva" y lo enmarca "en la línea ya propuesta, hace algunos años, de One Health para controlar los riesgos y amenazas que pueden provenir del mundo animal o del medio ambiente".

En este contexto, el máximo representante de esta asociación resalta que "los microorganismos siempre han ido un paso delante de los conocimientos, por tanto cualquier modificación debe ser bienvenida y sólo procurará beneficios en la preparación de emergencias sanitarias de carácter infeccioso".

La iniciativa 'The Global Virome Project', impulsada por la Agencia de Estados Unidos Para el Desarrollo Internacional y financiada por numerosas agencias y gobiernos, tiene como objetivo conocer los virus presentes en el mundo que puedan afectar a la especie humana.
Virus desconocidos
En la actualidad, se conocen en total 4.500 virus, de los que solo el 5 por ciento afectarían al ser humano, pero AMYS estima que "el universo de los virus desconocidos es mucho mayor y que este proyecto podría descubrir hasta 1,67 millones de especies que habitan en mamíferos y aves".

Según el presidente de la AMYS, existe en la actualidad una mayor intromisión del ser humano en el mundo natural de distintos animales entrando en contacto con distintos tipos de microorganismos desconocidos hasta ahora, pero que se ponen de manifiesto en un momento determinado, como ocurrió en el caso del Zika.

Además, Ramón Cisterna señala que la globalización supone un factor acelerador en cuanto a la diseminación de un determinado agente infeccioso en muy poco tiempo. El estudio y la clasificación de un número importante de virus presentes en el planeta supone una inversión estimada en 1.200 millones de dólares para 10 años.

Una cantidad que el presidente de la AMYS defiende que es "rentable", ya que  según "la experiencia previa en diferentes pandemias parece que la prevención debe incentivar la posible inversión, máxime si se tiene en cuenta el coste estimado de eventos mundiales infecciosos que han ocurrido hasta ahora y que superan con creces las estimaciones apuntadas para el estudio".