La EMA propone un decálogo de acciones para mejorar el uso del Big Data en Salud Pública

En un informe publicado

Guardar

El Grupo de trabajo conjunto de Big Data de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y los jefes de las agencias de medicamentos (HMA) han propuesto 10 acciones prioritarias para que la red reguladora europea de fármacos desarrolle su enfoque sobre el uso de datos y la generación de evidencia, a fin de hacer "un mejor uso del Big Data para apoyar la innovación y la Salud Pública", propuesta que fue recogida en un informe publicado este lunes, 20 de enero.

Guido Rasi

Dicho documento muestra que "junto con el rápido desarrollo de la tecnología, el Big Data puede complementar la evidencia de los ensayos clínicos y llenar los vacíos de conocimiento sobre un medicamento, y ayudar a caracterizar mejor las enfermedades, los tratamientos y el rendimiento de los medicamentos en los sistemas de salud individuales".

Por este motivo, la EMA argumenta que "el panorama de datos, que cambia rápidamente, obliga a los reguladores a evolucionar y cambiar la forma en que acceden, administran y analizan los datos y se mantienen al día con los rápidos avances en ciencia y tecnología".

"Espero con interés trabajar con la Comisión Europea y las autoridades nacionales competentes para ver cómo se pueden implementar estas propuestas concretas para aprovechar mejor el potencial del Big Data. Esto ayudará a fortalecer aún más la solidez y la calidad de la evidencia sobre la cual tomamos decisiones sobre medicamentos", manifiesta el director Ejecutivo de la EMA, Guido Rasi.
Necesidad de inversión
"Los cambios propuestos requerirán inversiones para desarrollar capacidades y habilidades a nivel nacional y de la Unión Europea (UE). Esto es necesario si queremos establecer la red de la UE como referencia para la toma de decisiones basada en datos", apunta el presidente del Grupo de Gestión de HMA, Thomas Senderovitz.

Este informe hace varias recomendaciones, de las cuales 10 se consideran prioritarias. La EMA destaca de ellas el establecimiento de una plataforma de la UE para acceder y analizar datos de atención médica de la UE (Red de Análisis de Datos e Interrogación del Mundo Real, o DARWIN).

Esta plataforma crearía una red europea de bases de datos de calidad y contenido verificados con los más altos niveles de seguridad de datos. Se utilizaría para informar la toma de decisiones regulatorias con evidencia sólida de la práctica de atención médica.