La EMA pide menos uso de colistina en animales para reducir la resistencia a antimicrobianos

El objetivo es reducir sus ventas "en un 65%"

Guardar

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha hecho un llamamiento a los Estados miembro para que reduzcan la utilización de colistina en los animales, todo con el objetivo de disminuir el riesgo de resistencia a los antimicrobianos, para lo que se busca mermar sus ventas "en un 65 por ciento".

ema_portadaSegún expone el mencionado organismo regulatorio de ámbito comunitario, la recomendación manifestada a los países es que que sólo usen los medicamentos que contienen colistina "como tratamiento de segunda línea en los animales". De esta manera, actualiza su consejo de 2013 y tiene en cuenta "las observaciones formuladas por los interesados ​​durante una consulta pública que finalizó el 26 de junio de 2016".

"La Comisión Europea pidió esta actualización en respuesta al descubrimiento de un nuevo mecanismo de resistencia de las bacterias a la colistina", continúa la EMA, que añade que el gen MCR-1 "se puede transferir entre diferentes tipos de bacterias, causando potencialmente un rápido desarrollo de la resistencia".

En este contexto, la EMA manifiesta que el citado gen "fue identificado por primera vez en bacterias en el sur de China y, desde entonces, se ha encontrado también en la Unión Europea y otras regiones". "A la luz de las nuevas pruebas, se había pedido volver a evaluar el impacto del uso de colistina en la salud humana y animal, las consecuencias de la resistencia y qué tratamientos alternativos están disponibles", explica.

"En el transcurso de los próximos tres a cuatro años todos los Estados miembro deben reducir el uso de colistina en los animales al menos a un nivel objetivo de colistina", prosigue la EMA, que concluye afirmando que "la reducción de las ventas de colistina no debe ser compensada por el aumento del uso de otros tipos de agentes antimicrobianos".