La EMA acoge la reunión bianual de la Red Europea de Protección de Datos

para abordar la nueva normativa en este ámbito

Guardar

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha acogido, los días 12 y 13 de octubre, en su sede londinense, la 42ª reunión de la Red de Protección de Datos, un encuentro bianual en el que los Delegados de Protección de Datos (DPO) de la Unión Europea (UE) y otras instituciones se reúnen para abordar cómo las cuestiones asociadas a la protección de datos y la privacidad afectan a sus respectivas organizaciones, así como para aunar esfuerzos en este ámbito.

ema_reunionEn particular, la reunión se centró en la implementación de la nueva Regulación General de Protección de Datos para la UE, que entrará en vigor el 25 de marzo de 2018. Dicha normativa, de acuerdo con la Agencia, representa "un completo reacondicionamiento" de las reglas europeas en este área, "devolviendo a los ciudadanos el control de sus datos personales".

En este sentido, el supervisor asistente europeo de protección de datos, Wojciech Wiewiórowski, explicó que, con esta actualización de la legislación, "los ciudadanos europeos tendrán un nivel alto y uniforme de protección de sus datos, en los 28 países de la Unión, apropiada para la era digital". "Las normas actualizadas nos ayudarán a hacer frente a las nuevas amenazas que presenta el Big Data", añadió.

Asimismo, la EMA destaca que garantizar el control y el acceso de los ciudadanos a sus datos personales es un reto "cada vez mayor" en la era digital, puesto que Internet "ha abierto la puerta a fuentes de datos prácticamente ilimitadas, y ello pone de relieve la importancia de proteger su privacidad e información sensible, en todos los ámbitos empresariales y sociales".
Actuaciones de la EMA
Como organismo anfitrión del evento, la EMA fue presentada como ejemplo de los retos y oportunidades que presenta el Big Data en la investigación biomédica en la UE, citando el análisis de grandes volúmenes de datos como un importante agente impulsor de la innovación y el éxito de la investigación y el desarrollo de fármacos. Sin embargo, se matizó que la capacidad del Big Data para sacar a la luz relaciones nunca antes vistas entre los datos también supone una serie de problemas éticos, "que pueden amenaazar las enormes oportunidades que ofrece".

El principal administrador científico de la Agencia, Alison Cave, presentó una visión de conjunto del trabajo de este organismo sobre el Big Data, asegurando que la EMA "está comprometida con el fomento de usos éticamente responsables e innovadores del Big Data biomédico, así como con la protección de los datos personales de pacientes y usuarios de medicamentos".

"Estamos trabajando para trnasformar estos retos en valores, explorando nuevas formas de recopilar y validar datos y la evidencia derivada de éstos en beneficio de los pacientes", concluyó.