La diabetes es más difícil de controlar y provoca mayores complicaciones en las mujeres

Según afirma roche

Guardar

18_seramurillo
18_seramurillo
La diabetes afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque son estas últimas las que tienen una mayor dificultad para controlar la enfermedad debido a los cambios hormonales que sufren a lo largo de la vida, según ha afirmado la compañía farmacéutica Roche, que incide en que etapas como la pubertad, el embarazo y la menopausia son especialmente difíciles.

Serafín Murillo

“Las mujeres sufren una mayor variabilidad de los niveles de glucosa en sangre que se asocia a un mayor número de hipoglucemias y un peor control de la diabetes”, señala Serafín Murillo, quien es miembro del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas- Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (CIBERDEM-IDIBAPS) en el Hospital Clínic de Barcelona.

Este especialista explica que los cambios hormonales tienen un efecto importante sobre los niveles de glucosa en sangre y que estas variaciones no guardan un patrón específico, por lo que no pueden ser prevenidos con ajustes en las dosis de insulina o en la alimentación.

"Además, las mujeres están expuestas a más complicaciones. Por ejemplo, las mujeres con diabetes presentan más riesgo de enfermedad cardiovascular que los hombres con igual condición, ya que existen diferencias en la forma en que actúan las hormonas y la inflamación para desarrollar la enfermedad coronaria", reflexiona Roche.
Causa de defunción
Otra complicación que es más común en las mujeres que en los hombres que sufren diabetes es la incontinencia urinaria. Esta aparece más precozmente en ellas y suele ser de mayor intensidad. La diabetes también puede traer aparejada disfunción sexual en la mujer que se manifiesta con disminución del apetito sexual, de la libido y dolor durante las relaciones, detalla esta compañía farmacéutica.

Más de 5.000 mujeres murieron en España a causa de la diabetes en 2016, según los últimos datos sobre causas de defunción publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que recoge Roche. De esta manera, la enfermedad se posiciona como la octava causa de muerte más frecuente para las españolas, justo después del cáncer de mama, mientras que en los hombres se sitúa como undécima causa de fallecimiento.

En este sentido, este laboratorio recuerda que existen tecnologías, como el medidor continuo de glucosa Eversense XL, que ayudan a conseguir un buen control glucémico y mejorar la calidad de vida de la mujer. Estos dispositivos permiten conocer los niveles de glucosa en tiempo real e, incluso, mediante sus alarmas predictivas ayudan a actuar unos minutos antes de que los valores lleguen a estar fuera de lo recomendado, con lo que es posible prevenir las hipoglucemias o hiperglucemias.

“El sensor continuo de glucosa es una de las mejores herramientas actuales para compensar las dificultades que los cambios hormonales suponen en el control glucémico de las mujeres con diabetes a lo largo de todo su ciclo vital”, afirma Serafín Murillo.