La AEMPS aprueba Bosulif para leucemia mieloide crónica con cromosoma Philadelphia positivo

Medicamento de Pfizer

Guardar

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha aprobado el uso de Bosulif (bosutinib) como tratamiento para pacientes adultos con leucemia mieloide crónica con cromosoma Philadelphia positivo (LMC Ph+) en fase crónica, avanzada o blástica, tratados previamente con uno o más inhibidores de la tirosina quinasa (TKI) y para quienes imatinib, nilotinib y dasatinib no se consideran opciones adecuadas de tratamiento, según anuncia la compañía biofarmacéutica Pfizer.

Logo Pfizer -Marzo 2015Bosulif recibió en 2013 la aprobación condicional de la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Esta autorización de comercialización se basó en los resultados del Estudio 200, un estudio Fase I/II, abierto y de brazo único en más de 500 pacientes con LMC Ph+ a los que se administró bosutinib y que anteriormente habían sido tratados con al menos un TKI.

"Los datos obtenidos en 52 pacientes aportaron suficiente evidencia clínica para la concesión de esta autorización condicional, debido a que bosutinib cubre una necesidad médica, ya que es una alternativa de tratamiento para pacientes que presentan resistencia o intolerancia al resto de los inhibidores de la tirosina quinasa disponibles", explica Pfizer.
Para quienes no tienen tratamiento alternativo
"Uno de los principales objetivos de Pfizer es proporcionar a los pacientes con cáncer tratamientos innovadores que tengan un impacto significativo en el manejo de la enfermedad o cubran necesidades médicas para las que no existen alternativas terapéuticas. Éste es el caso de Bosulif, un medicamento que supone un importante avance en el tratamiento de la leucemia mieloide crónica y que contribuye a la cronificación de la enfermedad en pacientes para los que en la actualidad no existe un tratamiento porque no toleran o presentan resistencia a los actualmente disponibles", explica la directora Médica de la Unidad de Oncología de Pfizer España, la doctora Cecilia Guzmán.

Bosulif es un inhibidor de la tirosina quinasa, que bloquea la actividad de determinadas enzimas, conocidas como Src y Bcr -Abl tirosina quinasas, que se localizan en algunos receptores de la superficie de las células leucémicas y participan en la estimulación para que éstas se dividan de forma incontrolada. "Al bloquear su actividad, ayuda a controlar la división celular y, por tanto, a controlar el crecimiento y la diseminación de las células leucémicas en la LMC", concluye Pfizer.