Janssen anuncia nuevos datos de esketamina intra-nasal para personas con depresión

En la Reunión Anual de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría

Guardar

husseini_manji_profile_picture
husseini_manji_profile_picture
La compañía farmacéutica Janssen ha anunciado, en la Reunión Anual de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría celebrada en Nueva York, los resultados de dos estudios clínicos en Fase III del compuesto experimental esketamina pulverizador intra-nasal en pacientes de depresión resistente al tratamiento.

Husseini Manji

Los datos del estudio realizado en adultos con depresión resistente al tratamiento mostraron que esketamina intra-nasal en dosis flexibles, en combinación con un antidepresivo oral recién iniciado, produce una reducción rápida, estadísticamente significativa y clínicamente relevante de los síntomas depresivos, en comparación con un placebo intra-nasal en combinación con un antidepresivo oral recién iniciado.

Esta investigación definía como resistentes al tratamiento a aquellos pacientes que no respondieron durante el episodio de depresión actual a dos o más tratamientos antidepresivos actualmente disponibles, en dosis y duración adecuadas. Los acontecimientos adversos surgidos durante el tratamiento más frecuentemente notificados en el grupo de esketamina fueron sabor metálico, náuseas, vértigo, mareo, cefalea, somnolencia, cambios de la percepción de breve duración, visión borrosa, parestesia y ansiedad.

Por su parte, el director internacional del área terapéutica de neurociencias de Janssen, el doctor Husseini Manji, subrayó que "con, aproximadamente, un 30 por ciento de pacientes con depresión mayor que no responden al tratamiento con los antidepresivos actualmente disponibles, la depresión resistente al tratamiento supone una necesidad de Salud Pública de primer orden”.
Incidencia en el mundo
Respecto a los resultados positivos en Fase III de esketamina intra-nasal, este profesional sanitario destacó que "lo más significativo es que la respuesta fue rápida y que este hito se alcanzó en pacientes considerados resistentes al tratamiento".

El trastorno depresivo mayor afecta a casi 300 millones de personas de todas las edades globalmente y es la principal causa de discapacidad en el mundo. Las personas con depresión, incluido el trastorno depresivo mayor, padecen de forma continuada una enfermedad de base biológica, grave, que tiene un impacto negativo importante en todos los aspectos de la vida, incluida la calidad de vida y la funcionalidad.