Europa defiende la necesidad de crear nuevas medidas para frenar el uso de antimicrobianos

Como incentivar a la industria

Guardar

AT
AT
Los eurodiputados del Comité de Salud de la Unión Europea han hecho hincapié en que el uso correcto y prudente de los antimicrobianos es esencial para limitar la aparición de su resistencia en la asistencia sanitaria, humanitaria, la ganadería y acuicultura y defienden la necesidad de crear nuevas medidas para frenar su uso.

Karin Kadenbach

El Plan de Acción europeo 'Una sola salud' destaca que la salud de las personas, los animales y el medio ambiente están interconectadas y que las enfermedades se transmiten de las personas a los animales y viceversa. Por lo tanto, las patologías deben abordarse en las personas y en los animales, al tiempo que se tiene especialmente en cuenta la cadena alimentaria y el medio ambiente, que pueden ser otra fuente de microorganismos resistentes.

Los eurodiputados piden a la Comisión y a los Estados miembros que restrinjan la venta de antibióticos por parte de profesionales de la salud humana y animal, y eliminen cualquier incentivo para prescribirlos. Aseguran que deben tomarse "medidas firmes" contra las ventas ilegales y sin receta, también solicitan que la Comisión considere la recopilación rutinaria obligatoria y la presentación de datos de seguimiento a nivel de la Unión Europea (UE) y que establezca indicadores para medir el progreso.

"La Comisión Europea debería redactar una lista prioritaria de patógenos para humanos y animales, estableciendo claramente las futuras prioridades de I + D. Se deben crear incentivos para estimular la inversión en nuevas sustancias", señalan los eurodiputados, que establecen medidas preventivas como la buena higiene. La eurodiputada austriaca Karin Kadenbach asegura que si no se hace nada, "la resistencia a los antimicrobianos podría causar más muerte que el cáncer para el año 2050".
Incentivos para pruebas de diagnóstico rápido
Como los profesionales de la salud a menudo necesitan tomar decisiones rápidas, los eurodiputados señalan que las pruebas de diagnóstico rápido (RDT) podrían ayudar a reducir el uso de antimicrobianos. Sin embargo, como los costos pueden, en este momento, "exceder el precio de los antibióticos, la industria debería recibir incentivos para hacerlos más económicos y más accesibles".

Las etiquetas que se refieren al uso de antibióticos también permitirían a los consumidores tomar decisiones informadas, y piden que la Comisión cree un único de etiquetado basado en estándares de bienestar animal y buenas prácticas de cría de animales, dicen los eurodiputados.

También respaldan el acuerdo alcanzado con los ministros de la UE sobre los planes para frenar el uso de antibióticos en las granjas, a fin de mantener las bacterias resistentes fuera de los alimentos humanos. Si se aprobase, la ley limitaría el uso preventivo y colectivo de antimicrobianos en la cría de animales y facultaría a la Comisión Europea para elaborar una lista de antibióticos reservados para uso humano.