El H Clínic de Barcelona destaca el cambio "radical" de la terapia del síndrome hemolítico urémico

Mediante el principio activo eculizumab

Guardar

alexion
alexion
La celebración de la Reunión del Complemento y MATs ha contado con la participación de más de 150 nefrólogos como el director del Instituto Clínico de Nefrología y Urología (ICNU) del Hospital Clínic de Barcelona, el doctor Josep Maria Campistol, que destacó el cambio "radical" de la terapia del síndrome hemolítico urémico atípico.

Este profesional sanitario indicó en este evento avalado por la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.) y desarrollado en la ciudad de Madrid que ello se produjo gracias a la aparición del principio activo eculizumab, que es propiedad de la compañía farmacéutica Alexion. "Tenemos un medicamento que, según las guías clínicas internacionales y nacionales, es el tratamiento de primera línea, usémoslo", solicitó.

Campistol sostuvo en este sentido que no se debe esperar "a que el paciente esté grave", ya que un uso precoz y un tratamiento continuado "pueden evitar complicaciones muy graves, hospitalizaciones, diálisis y, en los casos más extremos, incluso la muerte". Al respecto, informó de que en el síndrome hemolítico urémico atípico, "casi el 100 por cien de los afectados tiene daño renal, cerca de la mitad tiene síntomas neurológicos, incluyendo ictus y embolia, un tercio sufre complicaciones gastrointestinales y cuatro de cada 10 experimenta complicaciones cardiovasculares".
Es una enfermedad ultra-rara
"Esta enfermedad ultra-rara afecta, sobre todo, a niños y adultos jóvenes, y aparece por una mutación genética que provoca que una parte del sistema inmunitario, el complemento, se active de forma incontrolada", continuó este representante de este centro sanitario de la ciudad condal, que añadió que esta situación "causa un riesgo constante de microangiopatía trombótica".

Ante ello, Campistol afirmó que "hace cinco cinco años la única opción terapéutica era el recambio o transfusión de plasma con una efectividad insuficiente", por lo que "transcurridos uno o dos años, la mayoría de pacientes había muerto o estaba en diálisis". Sin embargo, insistió en que ahora se cuenta con un fármaco "que ha cambiado radicalmente el abordaje, pero que debe administrarse con la máxima precocidad".

Por último, el jefe de Nefrología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, el doctor Manuel Praga, declaró que cuanto antes se administre eculizumab, "mayor es la recuperación del paciente", mientras que el miembro del Hospital Universitario de Tübingen (Alemania), el doctor Nils Heyne, concluyó afirmando que "el riesgo de complicaciones sistémicas a la hora de retirar eculizumab debe tenerse muy en cuenta".