vacuna_covid_sanitaria_aguja
vacuna_covid_sanitaria_aguja

El Consejo de Enfermería avisa del peligro de retrasar las segundas dosis de las vacunas Covid-19

de cara a alcanzar, cuanto antes, la inmunidad de grupo

Guardar

El Consejo General de Enfermería ha avisado de que retrasar las segundas dosis de las vacunas contra la Covid-19 "pone en serio peligro el objetivo de alcanzar, cuanto antes, la inmunidad de grupo", por lo que administrarlas en los tiempos marcados (21 días en el caso de la compañía biofarmacéutica Pfizer y 28 en el de la biotecnológica Moderna) "es imprescindible para lograrlo".

“A nivel individual, retrasar unas semanas la dosis puede no tener ningún efecto, pero, cuando el objetivo de la población es conseguir una inmunidad de grupo, el hecho de retrasarla sí puede ser un problema”, afirma Guadalupe Fontán, que es miembro de esta corporación.

Florentino Pérez Raya

“Aunque la ficha técnica sí que permite el retraso de algunas semanas, consideramos que es muy importante completarlo lo antes posible para mantener esa inmunidad de grupo y alcanzar el mayor grado de inmunización lo antes posible”, destaca esta enfermera. Además, "las personas tienen que saber que no están protegidas con una sola dosis y que se están produciendo numerosos contagios tras la primera inoculación", agrega esta organización.

“El Gobierno central y los Gobiernos autonómicos deben poner todo de su parte para cumplir los plazos porque es imprescindible que la mayoría de la población esté inmunizada cuanto antes. Asimismo, nosotros, como población, debemos cumplir y también vacunarnos. En un momento como el actual, no podemos retrasar las citas para irnos de vacaciones porque es ahora cuando debemos demostrar que somos una sociedad”, puntualiza el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya.
Incidencia de la quinta ola
Ante la quinta ola de la Covid-19, esta institución enfermera recuerda "la importancia de continuar con las medidas de prevención e instan a la responsabilidad individual para prevenir rebrotes". “No debemos bajar la guardia ni aun estando vacunados porque las vacunas no evitan la infección, sino que, en la mayoría de los casos, minimiza los síntomas y las complicaciones. Es muy importante respetar las medidas, como la mascarilla y la distancia de seguridad”, resalta Florentino Pérez Raya.

Asimismo, este Consejo se hace eco de los datos del Ministerio de Sanidad, que reflejan que "el 5 por ciento de los ingresados, actualmente, por Covid-19 son personas ya vacunadas con la pauta completa. El resto de los infectados no tienen la vacuna o la tienen incompleta".