Estuches serializados_Cinfa
Estuches serializados_Cinfa

Cinfa invierte seis millones de euros para adecuar sus instalaciones al SEVEM

Para responder a la norma establecida por la EMA ante la falsificación de medicamentos

Guardar

La compañía farmacéutica Laboratorios Cinfa ha destinado seis millones de euros a adecuar sus instalaciones al proceso de serialización de sus medicamentos, de acuerdo al Sistema Español de Verificación de Medicamentos (SEVEM), con el fin de anticiparse a la hora de disponer todo lo necesario para poder responder a la próxima normativa de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que establece como fecha límite para su implantación por parte de todos los laboratorios farmacéuticos el próximo 9 de febrero de 2019.

El director comercial de dicha entidad farmacéutica, José Luis Ergui, explicó que "la falsificación de medicamentos supone un grave peligro para la salud de las personas, por lo que debemos garantizar su autenticidad antes de ser dispensados al paciente. La adopción de estas medidas de seguridad y la colaboración de todos los agentes del sector serán claves para lograrlo”.

En este sentido, Cinfa señala que adaptó la maquinaria e instalaciones de sus dos plantas de producción ubicadas en Pamplona para que sus más de "800 referencias de medicamentos contempladas por la normativa cumplan con los requisitos de seguridad exigidos".
Sistema con dos elementos diferenciados
“La normativa ya se aplica en países como Estados Unidos, China o India y permitirá que los estados y las compañías farmacéuticas controlemos la legalidad de los medicamentos dispensados”, comentó José Luis Ergui. El nuevo sistema de seguridad consta de dos elementos diferenciados: un código datamatrix que contiene un número de serie único asignado a cada estuche de medicamento y que permitirá verificar su autenticidad así como su identificación, y un mecanismo integrado en el estuche del producto que, mediante un punto de cola o precinto, asegura que este no fuera abierto o manipulado.

El director comercial de Cinfa concretó que "se trata de un proyecto transversal en el que todas las modificaciones están relacionadas entre sí y deben desarrollarse de forma coordinada, tanto a nivel interno como externo. No debemos olvidar que la aplicación de estas medidas de seguridad no solo afecta a las farmacias y los laboratorios farmacéuticos en Europa, sino también a nuestros proveedores, que deben adaptar sus medios productivos, instalaciones y sistemas para cumplir con la nueva ley”.