thumbnail
thumbnail

Cantabria Labs vuelve a lanzar una campaña formativa sobre buenos hábitos ante el sol

Junto a su marca de fotoprotección dermatológica Heliocare

Guardar

Ante la llegada del verano, la compañía farmacéutica Cantabria Labs y su marca de fotoprotección dermatológica avanzada, Heliocare, han recordado su campaña formativa e informativa 'Recetas para no cocinarte', que recoge los principales consejos para disfrutar del sol de forma saludable.

Sara de Andrés

Dado que no se puede frenar el daño de la radiación al 100 por cien solo con filtros solares, esta entidad farmacéutica recomienda que "el fotoprotector contribuya a reducir ese daño de la forma más eficaz posible". En este contexto, destaca que "lo más adecuado es una fórmula que contenga ingredientes que reduzcan la incidencia de las diferentes radiaciones, que neutralice los radicales libres y que ayude a reparar el daño solar".

Asimismo, Cantabria Labs aconseja la combinación de fotoprotectores tópicos con orales pero, sobre todo, resalta la importancia de mantener unos hábitos al sol saludables. La campaña ‘Recetas para no cocinarte’ de Heliocare, abanderada por la medallista paralímpica Sara Andrés, pone el foco en la necesidad de protegerte durante los 365 días del año con una nueva generación de fotoprotección avanzada, que abarque desde la protección hasta la reparación.
Desde la infancia
La dermatóloga y directora médica de Cantabria Labs, la doctora María Vitale, indicó que "hay que inculcar buenos hábitos de fotoprotección desde la infancia, al igual que se hace con otros como la alimentación o el ejercicio". En cuanto a las costumbres positivas a la hora de protegerse del sol, el informe 2019 de Heliocare 'Buenos hábitos al sol' concluye que creció la concienciación y se registró una ligera mejoría en los casos de quemaduras en la piel por exposición a las radiaciones.

Respecto a las conclusiones negativas entre los menores de 25 años, destaca una aplicación inadecuada de los filtros ya que un 40 por ciento no vuelve a ponerse la crema tras la primera aplicación. Además, alrededor de un 75 por ciento de los encuestados desconoce la existencia de protección oral, que es un adecuado complemento para los errores de aplicación de la crema solar, ya que, entre otras funciones, incrementa la resistencia al sol significativamente.