Autorizado el uso de Perjeta de Roche para el tratamiento posquirúrgico del cáncer de mama

En combinación con Herceptin y quimioterapia

Guardar

La compañía farmacéutica Roche ha comunicado que la Comisión Europea autorizó el uso de Perjeta (pertuzumab) en combinación con Herceptin (trastuzumab) y quimioterapia para el tratamiento posquirúrgico de pacientes adultas con cáncer de mama incipiente con mutación de HER2 y alto riesgo de recaída, que está determinado por la afectación de los ganglios linfáticos o la ausencia de receptores hormonales.

Sandra Horning

El esquema terapéutico con Perjeta debe administrarse durante un total de un año, hasta 18 ciclos, como parte de un esquema terapéutico completo para el cáncer de mama incipiente, e independientemente del momento de la intervención quirúrgica, según explica Roche. El cáncer de mama con mutación de HER2 afecta anualmente en Europa a casi 100 000 mujeres, la mayoría de los casos se diagnostican en estadio inicial, en el que el objetivo del tratamiento es la curación.

Aunque la compañía asegura que se lograron "avances considerables" en el tratamiento del cáncer de mama incipiente con mutación de HER2, en aproximadamente una de cada cuatro pacientes tratadas con Herceptin y quimioterapia el cáncer acaba reapareciendo más adelante. Roche estima que dos de cada tres casos de cáncer de mama avanzado con mutación de HER2 no corresponden a diagnósticos iniciales, sino a recaídas y que cuando el cáncer de mama reaparece y alcanza un estadio avanzado no es posible la curación; en esos casos, "el objetivo del tratamiento es prolongar al máximo la supervivencia".
El riesgo de recaída o fallecimiento se redujo
La directora médica y máxima responsable de Desarrollo Internacional de Roche, Sandra Horning, cree que a pesar de los avances en el tratamiento del cáncer de mama incipiente con mutación de HER2, muchas personas presentan una recaída y progresión del cáncer hasta un estadio incurable, por ese motivo, "resulta crucial mejorar los tratamientos existentes". La autorización "es una gran noticia", ya que consideran que el tratamiento con Perjeta puede tener un efecto considerable en la vida de este tipo de pacientes.

La autorización de la Comisión Europea se basa en los resultados de un amplio estudio de fase III llevado a cabo en más de 4.800 pacientes con cáncer de mama incipiente con mutación de HER2, en el que se demostró que el esquema terapéutico con Perjeta reducía significativamente el riesgo de recaída del cáncer de mama invasivo o fallecimiento en el conjunto de la población del estudio con respecto al uso de solo Herceptin más quimioterapia.

En concreto, en las pacientes con afectación de los ganglios linfáticos, el riesgo de recaída o fallecimiento se redujo un 23 por ciento con el esquema terapéutico con Perjeta y en las que presentaban tumores sin receptores hormonales, un 24 por ciento. El perfil de seguridad del esquema terapéutico con Perjeta coincidió con el observado en estudios anteriores, con una baja incidencia de eventos adversos cardíacos y ninguna señal de alerta nueva relativa a la seguridad.