Punto de vista salud, dinero y atención primaria

Incompetencia + arrogancia + dejadez = ¿desastre?

En la nueva entrada a su blog, Juan Simó llama la atención sobre algunas de las actuaciones recientes de los políticos que pueden originar una auténtica catástrofe en un nuevo rebrote del coronavirus.

Hace días que nos hemos adentrado en la segunda oleada coronavírica. Es el “aviso” de lo que está por venir. El aperitivo que precede a la mayor ola prevista para finales de otoño, combinación de gripe y coronavirus. Algunos esperábamos este aperitivo a finales de septiembre tras el inicio del curso académico, pero se nos ha presentado en plena canícula. La suerte es que muchos, probablemente la mayoría, de los casos son fruto del rastreo, detección precoz y estudio de contactos, motivo por el que aparece una gran parte de casos asintomáticos en el momento en el que se les detecta la PCR positiva. Pero están ocurriendo cosas que huelen muy mal y, que de no corregirse, el desastre es más que probable.

Incompetencia

Fernando Simón ha tenido a bien llamar la atención sobre la proporción de asintomáticos que se detecta en Madrid en los últimos días y la ha cifrado en torno al 15% de los casos, cuando el promedio del resto de CCAA anda alrededor del 50% (80% en el País Vasco).

Esta baja proporción de asintomáticos significa claramente que Madrid no está haciendo lo que debe ni se está empleando al mismo nivel que los demás en el rastreo y la detección precoz. Esto encaja con que Madrid haya pedido hace pocos días licenciados universitarios a la Complutense para actuar como rastreadores de forma voluntaria, es decir, gratis et amore (aquí). Es decir, estamos al borde del desastre y en Madrid todavía buscan rastreadores.

¿Y que ha hecho Madrid ante el comentario de Simón? Pues nada más y nada menos que han borrado el párrafo del último Boletín Epidemiológico que da la razón a Simón. Y como se pilla antes a un mentiroso que a un cojo, aquí está la prueba (aquí):

 

Lo corrobora el resultado de la búsqueda en google de la frase en cuestión entrecomillada. Si uno hace esa búsqueda obtiene esto que he encontrado yo. Pero claro, esto no lo pueden borrar de google.

Dejadez

Josep Argimón fue nombrado a mediados de julio secretario de Salud Pública de Cataluña. El anterior máximo responsable de Salud Pública, Joan Guix, dejó el cargo por motivos de salud a finales de mayo. Desde entonces hasta el nombramiento de Argímón han sido demasiadas semanas de falta de liderazgo en el ámbito sanitario con mayor responsabilidad sobre esta etapa de la epidemia en Cataluña.

Esta dejadez ha condicionado claramente que se hayan tomado medidas insuficientes de rastreo, cribado de casos y contactos en esta comunidad. Y claro, cuando no se hace rastreo, o se hace de modo insuficiente, la transmisión comunitaria tarda poco en ocurrir y entonces sólo queda utilizar el último cartucho de las PCR masivas a poblaciones enteras como se ha hecho en Sabadell, Tarrasa y Ripollet (aquí). Pero claro, el insuficiente o nulo rastreo no ha ocurrido por no gastarse dinero la Generalitat, que contrató a primeros de junio a Ferrovial para hacer el rastreo de contactos por 18 millones de euros (aquí).

No hay más que escuchar lo que dice Josep Argimón en un entrevista a los pocos días de ser nombrado máximo responsable de Salud Pública en Cataluña, en la que habla en futuro de lo que se hará, lo que implica que hasta ese momento no se ha hecho. En menos de 10 minutos de respuesta se revela lo no hecho durante esas semanas en Cataluña. Por cierto, Argimón, además de la máxima autoridad catalana en Salud Pública, es también Director Gerente del ICS (Instituto Catalán de la Salud). Argimón es pues, en la práctica, la segunda autoridad sanitaria catalana tras la Consejera Vergès. Por ello resulta incomprensible la respuesta totalmente evasiva que da a la pregunta de si Ferrovial sigue siendo la empresa encargada de hacer el rastreo de los contactos en Cataluña. Sabemos que Roger Junqueras, hermano de Oriol Junqueras, es un alto directivo de Ferrovial, lo que quizá nada tuvo que ver con que se otorgara a dedo a Ferrovial el pelotazo rastreador tras haberle otorgado otro pelotazo relacionado con la privatización del 061 CatSalut Respon (aquí). No piensen mal, probablemente nada haya tenido que ver.

Arrogancia

El pasado 20 de mayo, el propio Sánchez se ponía un notable en la gestión de la crisis del coronavirus. Que tengan claro, pues, los firmantes de la reciente carta publicada en el Lancet (aquí) pidiendo una comisión de investigación independiente de la gestión de esta crisis en España, que nadie va a mover un dedo para que la nota de Sánchez baje de un notable, ni el Gobierno ni la oposición: todos tienen trapos sucios que esconder.

El doctor en Economía Sánchez Castejón controla poco el tamaño del PIB español y su relación con los 140.000 millones de euros que nos lloverán de Europa, como se puede comprobar en la entrevista con Pedro Piqueras en el Informativo de la noche del 27 de julio. Y eso que le pusieron un sobresaliente en la tesis. ¡Cómo se habrá hecho la cosa del coronavirus en España cuando el doctor, acostumbrado a sobresalientes, aspira sólo a un notable!

Conclusión

Dan más miedo que un nublao. Dan mucho más miedo que el coronovirus. Afortunadamente, no todos; pero tenemos una colección de políticos que ante una determinada decisión tomarán la opción equivocada o no tomarán ninguna. Menos mal que no todos: la consejera vasca de salud, Nekane Muga, tiene claro que estamos ante la segunda oleada, pero Fernando Simón dice que no lo estaremos hasta que no haya claramente trasmisión comunitaria incontrolada del virus (aquí); es decir, hasta que no se produzca el desastre. Pues nada, tranquilo Simón, que todo llegará. La mezcla explosiva de incompetencia, dejadez y arrogancia sólo nos puede traer la repetición del desastre.

Por cierto, de un Estado europeo desarrollado, que demuestra su incapacidad de hacer un excel en condiciones del seguimiento de la epidemia en su país y actualizarlo diariamente a la perfección, sólo puede esperarse el puñetero desastre. Llevamos muchas semanas que no se actualiza la información que ofrece el Ministerio ni los sábados ni domingos. Como si el virus descansara los fines de semana y se tocara los cojones a cuatro manos. Llevamos también un tiempo que, cuando no es un día es otro, no se suben los datos de una comunidad por “problemas técnicos” o por “fiesta local”. En la última actualización del viernes no se subieron los datos de Aragón por “problemas técnicos” (aquí). ¡Qué casualidad, justamente la Comunidad más afectada en la actualidad!

El Ministerio es incapaz de hacer este puñetero excel diariamente actualizado, sea laboral o festivo, y sin “problemas técnicos” ni debidos a “días festivos”. Y esto ocurre cuando todavía no ha llegado, según Simón, la segunda oleada. ¿Qué pasará cuando llegue? Yo, de Torra, declaraba la independencia ahora mismo, a ser posible en fin de semana.

Juan Simó Miñana

1 Comentario

  1. Manuel Serrat says:

    Muy acertada la descripción del estado Españoooool y de sus aprendices de politicos.
    Los tre factores a que hace mención describen claramente lo que tenemos incompetentes arrogantes, que amparandose en el panico que produce la enfermedad, hacen gala de una de sus máximas cualidades la del desorden en la gestión, tanto de la enfermedad como del dinero destinado a ella.
    Gracias por comentarios como el suyo, que recuerdan que no todos somos corderos y que estamos contentos y orgullosos de ir matatadero por gracia de su señorias