Política y Sociedad Según un informe de CSIF

Los centros del IMSERSO necesitan incorporar a 200 profesionales en toda España

— Madrid 5 Oct, 2018 - 5:24 pm

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha presentado un informe sobre «la situación de urgencia» en el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) por falta de personal, ya que haría falta que se incorporarán 200 profesionales en sus centros de España.

Según cálculos de CSIF, cada profesional socio sanitario debe atender de media a entre seis y 10 personas a su cargo. «En cada centro hay una lista de espera media de 20 personas que no tienen posibilidad de entrar si no se produce un fallecimiento de algún ingresado», detalla.

«La falta de conciencia por parte de la Dirección General de Función Pública y los recortes generados durante la crisis económica han provocado que en el IMSERSO no se cubran las vacantes generadas por traslados, por incapacidad temporal (IT), por jubilación etc… Actualmente existen 127 plazas sin cubrir de las que, aproximadamente, el 80 por ciento de esas plazas son de atención directa socio sanitaria. A diciembre se espera la jubilación de unas 50 empleadas, sumándose a las anteriores vacantes», prosigue esta organización sindical.

Las funciones que se desempeñan en los 18 centros sociosanitarios es de atención directa, atención sociosanitaria, al colectivo de grandes discapacitados, dañados cerebrales y mayores. «La reiterada política de amortización de vacantes y la negativa de la Dirección General de Función pública a no autorizar crédito suficiente al Capítulo I, así como la negativa a autorizar la cobertura de las vacantes existentes, no amortizadas, pese a la existencia de crédito suficiente en momentos puntuales agrava la situación», apunta CSIF.

Las mujeres, las más afectadas

Además, el mismo sindicato denuncia que las mujeres son «las peores afectadas por esta situación, dado que alcanzan el 85 por ciento de la totalidad de la plantilla, con un alto índice de situaciones de IT, debido al desgaste físico por la carga excesiva de trabajo, que están llevando a estos centros a un estado caótico».

«La actual situación, tanto laboral como social por parte de los familiares y los propios residentes, han convertido estos centros en auténtica bomba de relojería. Si no hay una solución rápida como un replanteamiento de las plantillas y cobertura urgente de las vacantes, acompañado de un aumento del crédito para el capítulo I del gasto que permita la contratación, iremos de manera irremediable al conflicto laboral», concluye CSIF.

Deja un comentario