Hospitales Casi la mitad por actividad propia y más de tres millones por ventas

El Instituto de Investigación Sanitaria Valdecilla obtuvo en 2019 cerca de 8,5 millones en ingresos

— Santander (Cantabria) 23 Sep, 2020 - 4:40 pm

El Patronato de la cántabra Fundación Instituto de Investigación Sanitaria Valdecilla (IDIVAL) de Santander ha aprobado las cuentas correspondientes al año 2019, que confirman la tendencia ascendente de los últimos años hasta unos ingresos de 8,5 millones de euros, de los que más de 4,7 millones se corresponden con actividad propia y alrededor de 3,3 millones a ingresos por ventas.

El consejero de Sanidad del Gobierno de Cantabria y presidente de este Patronato, Miguel Rodríguez, explicó que “estos ingresos han permitido desarrollar proyectos con personal contratado por un importe superior a 4,2 millones de euros”. También, destacó que “la buena evolución de la actividad investigadora que refleja las cuentas aprobadas ha permitido el crecimiento en proyectos internacionales, manteniendo activos hasta 12 durante el pasado año”.

A su vez, el titular de la Sanidad regional puso en valor “la actividad de ensayos clínicos, por la que se ha facturado casi 2,9 millones de euros en 2019, cifra que señala la tendencia al alza mantenida durante los últimos años”. Estos ensayos clínicos y las colaboraciones internacionales, indicó que “deben ser un objetivo de crecimiento para 2020 en la medida que representan claros nichos de oportunidad que contribuyen a la mejora del entorno sanitario, de sus capacidades, prestigio y visibilidad, y facilitan la atracción de talento”.

En actividad investigadora

Otros datos que reflejan “la buena evolución de la actividad investigadora” se concentraron en la publicación de 520 trabajos, de los que un 10 por ciento tuvieron “alto impacto internacional”, argumentó Miguel Rodríguez. Además, matizó que se constató en “la obtención de más de 18.000 citas en la literatura internacional y en unos 2.760 puntos de factor de impacto total durante el pasado año”.

Debido a la paralización de los plazos administrativos por la pandemia del coronavirus, la aprobación de las cuentas correspondientes al pasado ejercicio se produjo con varios meses de retraso respecto a los plazos habituales, que establecen el primer semestre del año según la normativa.