Política y Sociedad primera sesión de idiálogos para abordar el manifiesto de la fundación

Continuidad asistencial y colaboración del sector, las claves del IDIS para una mejor Sanidad

La Fundación del Instituto para el Desarrollo y la Integración de la Sanidad (IDIS), entidad nacional que agrupa a instituciones y organizaciones en defensa y promoción de la Sanidad Privada, ha celebrado la primera sesión de su Foro ‘IDIálogoS para una mejor Sanidad‘, en el que se abordó la necesidad de apostar por “la continuidad asistencial” y por la “colaboración de todos los agentes del sector sanitario” para lograr una mejor Sanidad.

En este encuentro estuvieron presentes el presidente y la directora general de la Fundación IDIS, el doctor Juan Abarca Cidón y Marta Villanueva, respectivamente; el presidente del Comité Científico Asesor de la Fundación para la Investigación e Innovación Biomédica en Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, el doctor Ángel Gil, que es catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid; y el director de la Cátedra de Gestión y Políticas Sanitarias de la Universidad Internacional de Cataluña (UIC), el doctor Boi Ruiz, que fue consejero de Sanidad de la Generalitat de Cataluña.

Juan Abarca Cidón

Tal y como expresó Juan Abarca Cidón, el objetivo de esta reunión era abordar los principios del ‘Manifiesto por una mejor Sanidad, publicado por esta Fundación “a raíz del Consenso por un mejor sistema sanitario, publicado en octubre por un grupo de profesionales”.

En concreto, se analizaron “el principio 1 del Manifiesto: asistencia de Calidad, apostando por la continuidad asistencial dentro de un sistema orientado a las necesidades de los pacientes con la participación de los profesionales”; y el 4: “Sanidad colaborativa, contando con todos los agentes del sector”, describió Marta Villanueva.

“No se ha llegado a ejecutar”

Con respecto al primero de los puntos, Ángel Gil manifestó que “la continuidad asistencial se ha incluido en el organigrama de las tareas de los hospitales, pero no se ha llegado a ejecutar como tal. Continuidad asistencial es guiar al paciente, acompañarle, humanizar”.

“Antes, el médico era el que tenía la verdad absoluta, ahora no es así, el paciente sabe mucho, se informa, puede tener más actualizada su enfermedad que tú como médico, hay que escucharle. Es necesario integrar esto en la formación a sanitarios”, insistió este catedrático.

Marta Villanueva

En pos de esa continuidad del proceso asistencial, Gil ve esencial “que la información se comparta entre especialidades. Hay muchos sitios en los que la historia clínica de Atención Primaria no se puede compatibilizar con la del hospital. No puede ser que haya más de un historial por paciente”, comentó, e insta a la “interoperabilidad de la historia clínica”, algo en lo que trabaja la Fundación IDIS, según informó su directora general. “La historia clínica es de la persona, no de quién le presta la atención”, añadió Boi Ruiz.

Cambios necesarios

Por su parte, el que fuera titular de la cartera sanitaria del Gobierno catalán señaló que “en Sanidad, nos organizamos como nos presupuestamos. Pero no hay que hacerlo de acuerdo al presupuesto, sino de acuerdo a las necesidades de la población. Hay que hacer un esfuerzo de coordinación y de adaptación entre niveles y especialidades, aunque la realidad presupuestaria no acompaña”.

Bajo el punto de vista de Ruiz, “se necesita un cambio en el ámbito académico, un cambio legislativo, en la distribución y asignación de los recursos y una mayor autonomía de gestión en las organizaciones” para lograr una mejor Sanidad. Además, destacó que en el sistema sanitario español, “la Salud Pública no está colocada de manera transversal”.

Marta Villanueva, Ángel Gil y Boi Ruiz

Falta de competencias del Ministerio

“El sistema sanitario, lo que hace es resolver los problemas de salud de otras políticas. Esto ocurre porque no hemos llegado a tener, de verdad, un Ministerio de Sanidad con todas las competencias políticas, desde que no tenemos la propiedad de los centros sanitarios en el Ministerio, la sigue teniendo la Seguridad Social”, lamenta el director de la Cátedra de Gestión y Políticas Sanitarias de la UIC, que plantea la creación “de una Agencia de Salud Pública que funcione en red”.

Para Ruiz, “tenemos que distinguir entre políticas de salud y políticas de asistencia sanitaria. Cuanto mejores sean las de salud, menos carga para la asistencia sanitaria. Hay que cambiar esto y medir los resultados”. Gil apuntó, por su parte, que “el presupuesto para Salud Pública es mínimo” y “hay que invertir más”.

Con el foco en la pandemia de la Covid-19, este catedrático expuso que “los equipos de vigilancia epidemiológica no están bien dotados, aunque son profesionales buenísimos”, y que “esta vigilancia epidemiológica tendría que estar presente en esa estrategia de Agencia de Salud Pública de la que hablamos”.

Transparencia de los resultados en salud

En referencia a la colaboración dentro del sector sanitario, el presidente de la Fundación IDIS manifestó que “esa colaboración, necesaria para una Sanidad de calidad, se tiene que ampliar más allá del sistema sanitario, ya que entran en juego sectores transversales, como los de la informática, el desarrollo tecnológico, la gestión de compras, etc.”.

En este sentido, Ruiz recordó que “la Ley General de Sanidad dice que donde haya un hospital privado y el hospital público demuestre que no puede hacer más, se utilice el hospital privado”. Gil puso en valor “el papel del sector privado a la hora de mantener el control del paciente con cáncer que tenía miedo de ir al servicio público durante la pandemia”.

Para ambos especialistas, la colaboración en Sanidad, independientemente de las titularidades, “debe regularse con transparencia, así no se entra en dudas de lo que se está haciendo”. “La transparencia y el rendir cuentas son indispensables. En Cataluña, se pueden comparar los indicadores, como, por ejemplo, los de mortalidad, de los hospitales, sean de la titularidad que sean. Hemos visto cómo esta transparencia en los resultados ha mejorado los propios resultados”, aseveró Ruiz. “Gracias a esto, se puede crear una competitividad sana” entre centros, según añadió Gil.

Medir el capital conocimiento

Al hilo de la evaluación de los resultados en centros sanitarios, Ruiz subrayó los beneficios de “introducir la medición del capital de conocimiento de las organizaciones. Hay que catalogar a los profesionales. Una asignatura pendiente en este país es explicar los centros sanitarios no por sus estructuras, sino por el capital humano que tienen, la categoría de sus sanitarios”.

“Medir el capital profesional es necesario y eso introduciría otro elemento, que es la acreditación de que el profesional sigue estudiando continuamente. Es un valor que ya reconoce la sociedad, es garantía de calidad. Son los profesionales los que dan contenido, no el edificio, y esto puede ayudar a que el centro quiera mantener ese talento, no dejar que se vaya”, insistió este representante de la UIC.

Diferentes velocidades en innovación

Por otra parte, preguntado por las innovaciones digitales en Sanidad, Gil confirmó que estos avances “van tremendamente rápido y la Administración no está preparada para ir tan deprisa, hay que acortar estos plazos, invertir más en investigación y desarrollo en el ámbito sanitario. No se trata de tener la última la última tecnología, pueden ser cosas sencillas”.

“Hablamos de teleasistencia, pero tenemos una población muy envejecida en España que a lo mejor ni tienen, ni saben manejar ese tipo de dispositivos. Habrá que ayudarles con esto, tendremos que permitir que la gente que está en residencias y hospitales pueda usar y facilitarles estos dispositivos para que puedan comunicarse con sus familias”, defiende Gil.

A modo de conclusión del encuentro, este último ponente sostuvo que, en Salud Pública, “debe primar el bien colectivo frente al individual. Hay que pensar de manera global, no pensar en problemas concretos de un momento dado”; a lo que Ruiz agregó que “si no hay salud colectiva buena, no hay salud individual. La Salud Pública es el instrumento para velar por ello”.