Política y Sociedad Tras el éxito del Segundo Foro Diálogos de la Fundación

El IDIS comparte primeras experiencias del sector sanitario en Inteligencia Artificial

El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) ha compartido primeras experiencias del sector sanitario en Inteligencia Artificial, a través del segundo ‘Foro IDiálogoS‘, celebrado este miércoles, 13 de febrero, y durante el cual se especuló con la posibilidad de que las máquinas operen quirúrgicamente a medio plazo o que puedan contribuir a la reducción de la variabilidad clínica.

Fernando Mugarza

Cifras a conocer

El director de Desarrollo Corporativo y Comunicación de la Fundación IDIS, el doctor Fernando Mugarza, inauguró la jornada con el deseo de que los ponentes dejaran fijado el concepto de Inteligencia Artificial. Para ayudarles en su tarea, aportó algunas cifras. Concretamente, afirmó que el 90 por ciento de las empresas españolas estima que este tipo de tecnología será esencial para el futuro modelo corporativo.

No obstante, el moderador también comentó que solo el 65 por ciento de las organizaciones declara que ha hecho desarrollos importantes en este terreno, con el lastre que supone saber que únicamente uno de cada cinco proyectos de Inteligencia Artificial llega finalmente a término.

Como ejemplo a seguir, Fernando Mugarza adelantó que el 95 por ciento de los centros asistenciales de Estados Unidos dispondrá de Inteligencia Artificial en el año 2020. Cifró, además, en más de 350.000 las patentes de base tecnológica en Inteligencia Artificial solicitadas en los últimos años.

Marta del Amo

Con paso lento

La jefa de Redacción de MIT Technology Review en español, Marta del Amo, se remontó a 2006, por ser el momento en que la Inteligencia Artificial, o Deep Learning, recibió el respaldo matemático que hoy explica su gran difusión.

Ayudó a ello prescindir de forma progresiva de la dependencia manual a la hora de introducir datos masivos, según aclaró Marta del Amo, dentro de un avance en el que una máquina ganó a Kasparov al ajedrez y, más tarde, otra venció al campeón mundial de Go, célebre juego chino.

Posteriormente, relató Del Amo, el imperio financiero Goldman Sachs despidió a centenares de analistas y corredores de Bolsa por no haber podido competir con los algoritmos inversores de la firma.

Demasiado especializados

Como talón de Aquiles de la Inteligencia Artificial, Del Amo habló de la incapacidad de los dispositivos inteligentes para hacer otras tareas distintas a aquellas en las que están insuperablemente especializados, y sin rival entre los humanos. Como ejemplo de ello, expuso el caso de los coches automáticos sin conductor, que todavía no han podido salir del banco de pruebas por su incapacidad para gestionar múltiples situaciones posibles a un mismo tiempo.

Esta ponente denunció el retraso que lleva España en Inteligencia Artificial. A diferencia del Reino Unido, donde ya se han secuenciado más de 100.000 genomas, en el país no existen ni cifras al respecto y apuntó a potencias imbatibles en Inteligencia Artificial, como Estados Unidos y China.

Del Amo augura que la Inteligencia Artificial no acabará con millones de empleos como única causa ya que, argumentó, el mercado laboral cambia constantemente y hay cuidados, como aquellos aplicados a enfermedades degenerativas como el Alzheimer, que son muy difíciles de automatizar.

Julia Díaz

Aprendizaje automático

La directora de Innovación del área Health and Energy Predictive Analytics en el Instituto de Ingeniería del Conocimiento, Julia Díaz, puso como requisito, antes de llegar a la robótica plena, lograr un pleno dominio del aprendizaje automático.

Señaló Julia Díaz a los especialistas como verdaderos padres de la semántica que usan las máquinas, para, además, comentar que las reuniones entre directivos corporativos y especialistas en Inteligencia Artificial son encuentros a cara de póker, lo que hace difícil sentar las bases de todo protocolo que vaya a ser modelo de gestión.

Para esta ponente, la Inteligencia Artificial es una estructura básica a la que se pueden añadir todos los datos que se generen en, por ejemplo, un hospital, según confirmó. Paradójicamente, explicó que fue en los años 80 del siglo XX cuando se desarrolló el primer proyecto basado en Inteligencia Artificial, centrado en el ámbito sanitario, lo que le llevó a extrañar el retraso que lleva el sector en este terreno.

Marcio Borges

La Medicina tiene miedo

El jefe de la Unidad Multidisciplinar de Sepsis del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Son Llàtzer de Palma de Mallorca, el doctor Marcio Borges, declaró que la Medicina tiene miedo a la Inteligencia Artificial, al no saberse los resultados que puede ofrecer.

Todo ello dentro de intervalos de confianza, detalló este facultativo, que son difíciles de asumir en entornos clínicos, dado que los desarrollos tecnológicos son muy complejos, motivo por el cual, los médicos se sienten más seguros al usar la historia clínica y los datos que ofrece la práctica clínica, según sus palabras. Además, respaldó su tesis con la falta de un algoritmo de vacunas del que se ha carecido en España durante muchos años.

Prevenir la sepsis

En otro momento, Marcio Borges aseveró que la Inteligencia Artificial viene a salvar vidas, como ocurre al prevenir la sepsis, o como muestra el uso de la información genómica en cáncer de mama. Todo ello sin obviar la limitación que supone la escasa bibliografía relativa a este campo, a excepción de un artículo publicado en MIT con colaboración de la estadounidense Clínica Mayo, trabajo que, sin embargo, también evidenció la falta de profesionales especializados para divulgar los últimos conceptos.

Borges explicó el proyecto sobre sepsis realizado en las Islas Baleares con 15.000 pacientes, de cara a evitar este grave problema hospitalario. Como novedad de enfoque del trabajo, puso el acento en el uso de Machine Learning, sin dependencia de las historias clínicas. De esta forma, el algoritmo desarrollado detectó lagunas esenciales que antes no se habían recogido, a lo que sumó la posibilidad de anticiparse a dicha sepsis en las UCI y poder instaurar lo antes posible el mejor tratamiento antibiótico.

Manuel Vilches

Un robot en Atención Primaria

El director general de la Fundación IDIS, el doctor Manuel Vilches, apostilló que España careció de algoritmo para vacunología por desacuerdo entre los políticos. Como rasgo característico de los médicos, señaló el miedo al cambio, especialmente por los altos riesgos que puede tener este para la vida o la salud de las personas.

Lo expuesto no impide, razonó Manuel Vilches, que en China ya exista el robot Xiaoyi, que pasa consulta de Atención Primaria. Además, contrapuso los accidentes puntuales en el desarrollo de coches autónomos frente a la sangría de accidentes de tráfico atribuibles a fallos humanos.

Como freno al desarrollo a la Inteligencia Artificial, Vilches citó el gran espacio en el que se podrán compartir todos los datos de manera útil e inmediata, aspecto que hará posible que las infinitas bases de datos de imágenes generadas por todos los especialistas mejoren en precisión de diagnóstico a todos los casos vistos por cada médico de manera individualizada en su carrera.

Para este ponente, hay pocos sectores en los que se puede aprovechar tanto la Inteligencia Artificial como el sanitario, aunque, como muestra de lo contrario, citó las dificultades de interoperabilidad que padece el Sistema Nacional de Salud (SNS), a pesar de la propuesta de mejora ofrecida por IDIS a las Administraciones. Distinguió otra ventaja de la Inteligencia Artificial puesta al servicio de la Medicina, concretamente se refirió a liberar a los clínicos de tareas penosas, repetitivas y de escaso valor añadido.

Concluyó el director general del IDIS con la afirmación de que los robots todavía no pueden operar sin supervisión humana y porque no pueden responsabilizarse legalmente de su trabajo, lo que no impedirá, aseguró, que las maquinas cubran progresivamente más tareas al poder trabajar las 24 horas, no precisar comer ni beber, ni tener capacidad para sindicarse.

Jesús Chapado

La Ley de Moore

El director de Innovación de @Naturgy, Jesús Chapado, confirmó que es mucho lo que esperan las empresas españolas de la Inteligencia Artificial, especialmente eficiencia en los procesos, como se aprecia, puso como muestra, en el sector energético, para optar a modelos con márgenes de error inferiores al 0,1 por ciento.

Además de monetizar los datos mediante nuevos modelos de negocio, constató Jesús Chapado la Ley de Moore, según la cuál, la capacidad de cálculo de las máquinas es exponencial y se nutre de fuentes estructuradas y no estructuradas.

A la pregunta de qué quieren los empresarios, este ponente añadió el ampliar la seguridad de los trabajadores y ofrecer mejores productos y servicios a la sociedad. Así ocurre en la evitación de fallos catastróficos en las centrales de ciclo combinado o la cavitación, o formación de cavidades llenas de vapor o de gas en el seno de un líquido en movimiento, en las centrales hidráulicas.

Esto último se logra, detalló Chapado, con sensores sonoros. Para la satisfacción del cliente, comentó que se realiza el control de carga fotovoltaica o los chat bots de las compañías telefónicas para atención al usuario.

Chapado apuesta por el uso del ecosistema digital para dar servicio a todos los sectores, después de otras denominaciones, como control industrial. Todo ello dentro de un magma que se beneficia de macro programas, como Horizonte 2020 en la Unión Europea (UE), y la colaboración de universidades y empresas. Destacó, además, como ventaja del sector energético para la implantación de Inteligencia Artificial su descentralización en estaciones y subestaciones.

José Carlos Baquero

Información inteligente

El jefe de Big Data & Artificial Intelligence Division de Secure e-Solutions de GMV, José Carlos Baquero, se refirió al Big Data como información masiva en bruto para su uso. En otro escalón, citó el Smart Data, como análisis estructurado de los datos.

Según José Carlos Baquero, los algoritmos de Google, Amazon y Facebook son deudores del volumen de información generado por humanos. Como barreras a la Inteligencia Artificial, enumeró algunas de las más importantes. Como primera de ellas, señaló la forma tradicional de trabajar en silos estancos. Celebró, no obstante, que haya más dinero para Inteligencia Artificial y que, poco a poco, bajen las barreras a estas tecnologías.

Sanitas y salud mental

Daniel Tizón expuso el programa de Sanitas en Salud Mental, a través de un simulador que orienta al usuario y le da respuestas clave, como su estado de agitación personal o ansiedad, entre otros posibles. Ello con potencial de aplicación a Neurología y Ginecología. Se nutre de tecnología Orfeo realizada en la compañía, in house, para garantizar el anonimato del paciente y evitar que se sienta juzgado por otro humano.

Harmony en Hematología

Por parte de GMV habló Rubén Villoria, quien compartió resultados del proyecto Harmony para uso europeo de datos sobre enfermedades hematológicas. Para ello, usa información de Big Data que determina coincidencias genéticas, tal como ilustró a los presentes. Finalmente, también citó un estimulante proyecto en enfermedad de Alzheimer y el trabajo realizado por esta firma para la gestión de expedientes médicos en el Servicio Gallego de Salud (Sergas).

Deja un comentario