Industria farmacéutica Según los asistentes a una jornada de Gilead

Identificar a los pacientes no diagnosticados sigue siendo clave para la eliminación de la hepatitis C

— Oviedo (Asturias) 4 Dic, 2018 - 3:43 pm

En la jornada ‘Hepycure: Trabajamos juntos hacia la eliminación‘, organizada por la compañía farmacéutica Gilead, en Oviedo, los especialistas han debatido sobre la importancia de llevar a cabo estrategias de cribado y de tener una gran coordinación entre las distintas áreas médicas para avanzar en el camino hacia la eliminación de la enfermedad, en donde sigue siendo clave el identificar a los pacientes no diagnosticados.

La hepatitis C fue la séptima causa de muerte en el ámbito mundial desde finales de los años 80, “pero gracias a la aparición de los nuevos antivirales de acción directa (AAD) y al compromiso y las innovaciones llevadas a cabo en esta área, se está labrando una exitosa senda hacia su eliminación”, matiza dicho laboratorio.

Desde que en 2015 se puso en marcha en España el Plan Estratégico para el Tratamiento de la hepatitis C, ya se han tratado más de 117.000 pacientes en España, siendo el líder europeo en este aspecto. Aunque en una primera fase, la estrategia  establecía máxima prioridad al tratamiento de pacientes con fibrosis hepática avanzada y a pacientes en lista de espera, en la actualidad, se está haciendo especial foco en la importancia que tiene el diagnóstico precoz y el posterior tratamiento de todas las personas que estén infectados por el virus de la hepatitis C, independientemente de su estadío, para conseguir el objetivo de la eliminación total de la enfermedad para 2021.

Durante esta jornada, se destacó la importancia de priorizar la identificación de pacientes no diagnosticados y continuar el ritmo de tratamiento de los últimos años. Los especialistas de este campo consideran que quedan unos 150.000 pacientes por diagnosticar y tratar en España, por lo que sería aconsejable la implantación de políticas de cribado, así como la coordinación multidisciplinar entre los distintos niveles asistenciales.

Tratamientos pangenotípicos

Para la doctora Carmen Álvarez, quien ejerce en el Hospital Universitario Central de Asturias, “el principal mensaje que debemos transmitir es que la hepatitis C se puede curar”, ya que, en la actualidad, se disponen “de tratamientos pangenotípicos que, con pautas sencillas y muy bien toleradas, alcanzan tasas de curación cercanas al 100 por cien”.

Uno de los retos que se plantea el Plan en la actualidad es la eliminación del virus en la población reclusa. Los datos más recientes señalan que la prevalencia de la enfermedad en la población reclusa roza el 14,8 por ciento en prisiones administradas por el Ministerio del Interior. “Es por ello vital poder detectar y tratar a tiempo a los enfermos con el virus y evitar de esta forma nuevos contagios”, destaca Gilead.

Deja un comentario