Profesionales POLUSA rehabilitación
Profesionales POLUSA rehabilitación

Ribera Salud invierte un millón de euros en reformar el Hospital Polusa de Lugo

Desde su adquisición, en noviembre de 2020

Guardar

El grupo sanitario Ribera Salud ha informado de la inversión, en el Hospital Polusa de Lugo, de un millón de euros, desde que adquirió este centro sanitario privado de Galicia, en el mes de noviembre de 2020, para la reforma de sus instalaciones.

En concreto, las obras supusieron la creación de una nueva Unidad de Endoscopias, se reformó por completo la zona de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) y se realizó la dotación para una Unidad de Daño Cerebral Adquirido. La actuación en las dos primeras se finalizó en un plazo de apenas cuatro meses y ambas entraron en funcionamiento en abril.

La nueva CMA permitirá que más del 70 por ciento de las intervenciones quirúrgicas que se realizan en este hospital no requieran el ingreso del paciente. "Para Ribera Polusa, la nueva Unidad de CMA es un gran salto de calidad. Nuestro objetivo es aumentar el número de intervenciones quirúrgicas que se hacen en el mismo día y, para ello, se ha aumentado el confort y el bienestar del paciente, rebajando, al mismo tiempo, su ansiedad por enfrentarse a una intervención quirúrgica", explica Alberto Ascariz, que es el supervisor de Quirófano y coordinador de esta Unidad, en la que trabajan siete personas.

"No todos los pacientes ni todas las cirugías son susceptibles de realizarse por CMA, pero, si cumplen los criterios, pueden estar de regreso en su vivienda en apenas unas horas. Esto lo que permite es que el paciente se sienta más cómodo y seguro porque sabe que se minimizan los cambios en su vida cotidiana y en la de sus familiares", señala Alberto Ascariz.
Albergar hasta 10 pacientes
Estas instalaciones, mucho más amplias y diáfanas, cuentan con luz natural y posibilidad de albergar hasta a 10 pacientes, que disponen de total intimidad y que pueden permanecer en la Unidad hasta cuatro o cinco horas y recibir un alta tardía, alrededor de las ocho o nueve de la tarde, en los casos más complejos.

"El paciente se va a casa ya completamente recuperado, con estándares de calidad perfectos, tolerancia, sin dolor y consciente. Esta recuperación depende mucho del paciente y, por supuesto, del tipo de cirugía", remarca el coordinador de la citada Unidad del Hospital Polusa.