Alimentación y pandemia
Alimentación y pandemia

Ribera Salud alerta de más trastornos en la alimentación en jóvenes por la pandemia

Desde las Unidades de Salud Mental de sus hospitales

Guardar

Profesionales del grupo sanitario Ribera Salud han alertado del aumento de casos de trastornos en la alimentación en adolescentes y de patrones de alimentación disfuncionales en adultos, como consecuencia de la pandemia por la Covid-19.

En concreto, la Unidad de Salud Mental del madrileño Hospital Universitario de Torrejón, gestionado por este grupo sanitario, detectó un "aumento importante" de trastornos de la conducta alimentaria, sobre todo a partir del último trimestre de 2020, y que tienen su origen en el inicio de la crisis sanitaria o en los meses posteriores.



"En la consulta de Psiquiatría infanto-juvenil, hemos visto un incremento de casos preocupante, con muchos pacientes que llegan en un peso muy bajo, y que sitúan el inicio del trastorno en los primeros momentos del confinamiento", explica la psiquiatra infanto-juvenil del Hospital Universitario de Torrejón, la doctora Sara Antón.

Sara Antón asegura que, en general, "se trata de pacientes más jóvenes, con una edad media de 13 años, al inicio de la adolescencia", y le llama la atención "un mayor número de varones afectados, en relación con el aumento total de casos".
Hábitos de alimentación erróneos
"Generalmente, se trata de pacientes con sobrepeso, más o menos acusado, que han anticipado que iban a engordar durante el confinamiento y se encuentran en una fase inicial de la adolescencia, en la que son más conscientes de su cuerpo y se preocupan mucho por su imagen personal", matiza esta especialista.

Por lo que respecta a los adultos, endocrinos de Ribera Salud coinciden en que "la pandemia ha propiciado hábitos de alimentación erróneos y un peor control de la ansiedad en la ingesta de alimentos. La doctora Ruth Boente, que es endocrino del pontevedrés Hospital Ribera Povisa de Vigo, asegura que, "en general, durante la pandemia, los pacientes con sobrepeso u obesidad descuidan más sus hábitos de alimentación y, sobre todo, el ejercicio, y lo atribuyen al miedo unos y al aburrimiento otros".

Sin embargo, esta endocrina explica que, también, tiene casos que aprovecharon para cuidarse más. "La sensación es que los pacientes psicológicamente más fuertes y optimistas ven y aprovechan la parte positiva de la pandemia", pone de manifiesto.