SONY DSC
SONY DSC

Los efectos psicológicos en la menopausia afectan a la sexualidad de las mujeres

Según el Hospital Ruber Internacional

Guardar

La doctora Elena de Iracheta, quien es psicóloga clínica y sexóloga en la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional de Madrid, ha destacado que los efectos psicológicos en la menopausia afectan a la sexualidad de las mujeres, ya que “la sequedad vaginal hace que las relaciones de pareja se pueden deteriorar y causar más problemas en la vida de la mujer".

Elena de Iracheta

Además, esta especialista argumenta que "un alto porcentaje de mujeres climatéricas presentan una sexualidad no satisfactoria, siendo las causas tanto de origen biológico, como psicosocial. El orgasmo, cuando se consigue, es mucho menos intenso”.

Respecto algunos trastornos, Elena de Iracheta indica que se manifiestan por la deficiencia de estrógenos, otros por la coexistencia con otros trastornos psicológicos (como depresión), en muchos casos coexisten varios de estos factores. De entre los síntomas sexuales más comunes, detalla la dispareunia como consecuencia de la reducción o desaparición del flujo lubricante por el efecto directo de la reducción brusca de hormona iatrogénica ovárica.

En estos casos, dicha sexóloga recomienda la terapia hormonal sustitutiva (THS), la estrogenoterapia local como alternativa preferida por las mujeres, los lubricantes, así como la ayuda de un sexólogo que enseñe a las mujeres otros recursos sexuales distintos a los vividos hasta ese momento.
Tiempo de adaptación
Sobre la menopausia, De Iracheta explica que se trata de "un momento complicado en la vida de la mujer", porque "se siente infravalorada y considera que comienza a envejecer. Acaba la época de poder reproducirse y, para muchas mujeres, esto es el comienzo del declive de la vida".

Por ello, dicha facultativa del Hospital Ruber Internacional apunta que “se necesita un tiempo de adaptación y comprensión, en primer lugar por parte de la mujer, pero también por parte de la pareja y de la familia. La vida de la mujer no tiene por qué ser peor, sino todo lo contrario, hay menos obligaciones familiares, ya no hay miedo a un embarazo no deseado y siempre hay que tratar de ver el lado positivo de las cosas".