La UPV desarrolla una tecnología digital para diagnosticar alergias a medicamentos

Junto al Instituto de Investigación Sanitaria La Fe

Guardar

Un equipo de científicos de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe) han diseñado una tecnología digital para diagnosticar alergias a medicamentos ya activa en el 10% de los pacientes hospitalizados, proyecto que permitirá llevar a cabo esta tarea con un método in vitro "más seguro, sensible y rápido que las pruebas cutáneas que se realizan actualmente", según han indicado desde estas instituciones.

Hospita La Fe de Valencia Hospita La Fe de Valencia

En concreto, esta herramienta está basada en la tecnología digital del CD, lo que "facilita un mejor diagnóstico por medio de técnicas de laboratorio", expresaron desde el IIS La Fe y la Universidad Politécnica de Valencia (UPV). De esta manera, además, se consigue indicar tratamientos personalizados, lo que evita "la administración de fármacos con riesgo de producir reacciones alérgicas", declararon.

En cuanto a los fármacos más frecuentemente implicados, los investigadores expusieron que son "los antibióticos, seguidos de antiinflamatorios no esteroideos, opiáceos y contrastes radiológicos". Además, informaron que el diagnóstico de estas alergias "no es sencillo", ya que los medicamentos "pueden originar diferentes tipos de reacciones", subrayaron.

Por otra parte, manifestaron que es "frecuente" el hecho de que el compuesto que provoca la alergia sea "desconocido". Ante ello, esta iniciativa liderada por la representante del grupo de Investigación en Alergia del IIS La Fe, la doctora Dolores Hernández, y por el del grupo de investigación IQM-Departamento de Química de la UPV, Luis Antonio Tortajada, propone desarrollar un nuevo tipo de ensayo "específico para optimizar la detección de anticuerpos IgE específicos".

Así, este sistema "sensible y rentable", según aseguraron, busca "disponer de ensayos que permitan confirmar la condición alérgica, a la luz de los síntomas e identificar correctamente el compuesto responsable de la respuesta inmune, minimizar el número de agentes erróneamente contraindicados y proponer alternativas seguras", concluyó Hernández.