La OMC estudiará el efecto de la atención en Urgencias sobre las especialidades hospitalarias

A través de su Vocalía de Hospitales

Guardar

hospitales_omc
hospitales_omc
La celebración de la Asamblea de la Vocalía de Hospitales de la Organización Médica Colegial (OMC), que estuvo presidida por su representante nacional, la doctora Carmen Sebastianes, se ha saldado con la aprobación de la decisión de estudiar el efecto que tiene la atención en Urgencias sobre las especialidades hospitalarias.

Según expuso en este encuentro desarrollado en Madrid esta vocal de la corporación, "se trata de conocer la realidad de cómo repercute dicha atención en aquellas especialidades hospitalarias en las que se hacen guardias". "Los médicos hospitalarios tienen que atender cualquier tipo de urgencia que se produce dentro del centro sanitario, incluidas las propias de los Servicios de Urgencia", explicó.

Esta situación conlleva "grandes sobrecargas de trabajo, además de presión asistencial", continuó Carmen Sebastianes, que añadió que el interés de la Vocalía "se centra, fundamentalmente, en analizar aspectos como si existen protocolos específicos de atención, la organización en los centros sanitarios, entre otros".
Problemas sobre el acceso a medicamentos innovadores
Por otra parte, la Asamblea fue aprovechada para analizar "la problemática actual sobre el acceso a medicamentos innovadores, con el fin de que los vocales pudieran despejar ciertas dudas sobre este tema, tales como ¿por qué los medicamentos son caros?; ¿cómo se determina el precio y cuál es el coste adecuado de un fármaco? ¿cuáles son los costes reales de I+D?; ¿cuáles son los gastos de fabricación?", señala la OMC.

La participación del doctor Ramón Gálvez y el abogado Javier Sánchez Caro aportó luz en esta materia, sobre la que se indicó que la industria farmacéutica "está constituida por empresas multinacionales en las que los productos farmacéuticos son considerados como bienes con los que se gana dinero".

El precio del medicamento "no resulta de la suma de los gastos de investigación más los derivados de la distribución y de una ganancia razonable, sino que la empresa farmacéutica decide el precio máximo que puede obtener, tras haber estudiado aspectos como la prevalencia de la enfermedad y la presión social sobre dicho medicamento, entre otros", sostuvieron los presentes.

Por último, los intervinientes en la Asamblea de la Vocalía de Hospitales de la OMC, que señalaron que "en las negociaciones con el Ministerio del ramo del país correspondiente, siempre hay cláusulas secretas que no transcienden a la población", concluyeron con la afirmación de que es conveniente "ofrecer formación al personal no sanitario sobre soporte vital básico y uso del desfibrilador".