4 VIAMED IM.
4 VIAMED IM.

Implantan la primera torre quirúrgica con tecnología 3D para cirugía laparoscópica en Aragón

En el H. Viamed Montecanal de Zaragoza

Guardar

La nueva tecnología incrementa la seguridad quirúrgica.

El H. Viamed Montecanal de Zaragoza ha adquirido una nueva torre quirúrgica con tecnología en 3 Dimensiones para las intervenciones de cirugía laparoscópica. De esta manera, el hospital zaragozano se convierte en el primer centro de la sanidad privada aragonesa en poner al alcance de todos sus cirujanos esta tecnología que, entre otras ventajas, incrementa la seguridad quirúrgica en todas las intervenciones laparoscópicas. Se trata de una tecnología mucho más sofisticada que las torres quirúrgicas habituales, de la que muy pocos hospitales disponen en España.

La cirugía laparoscópica en 3D es, además, aplicable en todos aquellos pacientes y patologías en los que esté indicada la cirugía laparoscópica normal y avanzada. Así, entre otras cirugías para las que se utiliza, destacan la cirugía de la vesícula y vías biliares, cirugía de la hernia de hiato y del estómago, cirugía de colon y recto, cirugía de la obesidad y de la diabetes, cirugía urológica pelviana -prostática y vesical-, y cirugía ginecológica.
Gran precisión quirúrgica
Desde la puesta en marcha de la torre quirúrgica en 3D en el H. Viamed Montecanal, ya se han realizado con éxito más de una decena de intervenciones por parte de diferentes especialistas de cirugía general, aparato digestivo, urología o ginecología, entre otros. Todos coinciden en que la nueva torre quirúrgica en 3D aporta una gran precisión en la cirugía, además de reducir el tiempo de la intervención y de recuperación de los pacientes. “Comenzar a utilizar 3D en cirugía laparoscópica es el avance definitivo y aporta una seguridad quirúrgica mucho mayor”, sostienen.

Así, el doctor Emilio Lagunas, especialista en Cirugía General y Aparato Digestivo del H. Viamed Montecanal, subraya que el sistema 3D “nos aporta la profundidad de la que carecemos con las torres de laparoscopia convencionales en las cuales trabajamos con una imagen plana.  Esto nos permite realizar cirugías laparoscópicas complejas con más precisión y seguridad disminuyendo el tiempo operatorio. Además –agrega-, disminuye la fatiga visual de los cirujanos que suele aparecer a las dos horas de intervención. Finalmente, y desde el punto de vista docente facilita el aprendizaje de este tipo de cirugía los especialistas en formación”.
Visión de profundidad
Por su parte el doctor Fernando Martínez Ubieto, especialista en Cirugía General y Aparato Digestivo, subraya que con el 3D “se consigue una visión de profundidad del campo operatorio que no teníamos anteriormente, con lo cual nuestra cirugía es más segura, al poder realizar todos los movimientos con una dimensión más. Esto se recoge ya en las primeras publicaciones que van incorporándose a la literatura de forma muy reciente. Operamos con más comodidad y seguridad”.

Este hecho, prosigue Martínez Ubieto, “conlleva un resultado innegable que ya estamos comprobando, como es un aumento en la seguridad quirúrgica, del control por parte del cirujano y una disminución en el tiempo de intervención”. Precisamente, este especialista realizó en abril de 2013 en el Viamed Montecanal la primera cirugía laparoscópica avanzada de obesidad mórbida y diabetes tipo 2 con técnica 3D en Aragón. Desde entonces ha realizado ocho intervenciones con resultados óptimos.

Por su parte Jorge Rioja, urólogo del citado centro, subraya que la visión en profundidad facilita la "orientación" dentro del cuerpo, “lo que se traduce en una mayor rapidez, disminuyendo el tiempo quirúrgico”. Otras de las grandes ventajas –agrega- “son la facilidad a la hora de dar los puntos y su alta definición, que nos permite diferenciar estructuras anatómicas cobran facilidad”.
Un gran avance para la cirugía urológica pelviana
En este sentido, el doctor Carlos Rioja, urólogo como el anterior médico citado, recuerda que la Laparoscopia Urológica -y en concreto la que se realiza sobre la pelvis: Cirugía prostática y vesical, generalmente por enfermedades neoplásicas-, tiene una dificultad añadida “que es la enorme profundidad del campo quirúrgico”. Cualquier gesto quirúrgico y, en concreto, la realización de suturas, “es enormemente complejo”, apunta. “La tecnología 3D aporta un gran avance para la cirugía urológica pelviana”, concluye.

Para el ginecólogo Pedro de la Iglesia, la laparoscopia en 3 dimensiones “incrementa las garantías para la paciente, puesto que permite al cirujano una mejor visión del campo quirúrgico y una mayor fiabilidad a la hora de tomar los pedículos y las estructuras anatómicas que hay que ir ligando, cortando y disecando para hacer cualquier tipo de intervención ginecológica”. En esta línea, el también ginecólogo Javier García Pérez-Llantada incide en la calidad técnica y de imagen que aporta la nueva torre quirúrgica 3D, a la que califica de “impresionante”.