El Hospital HLA Montpellier analiza los problemas cardíacos desarrollados en pacientes oncológicos pediátricos

Estos se presentan en un 20% de estos menores, ya sea durante el tratamiento o en la edad adulta

Guardar

Esther Aurensanz, HLA Montpellier
Esther Aurensanz, HLA Montpellier

La doctora Esther Aurensanz, que es cardióloga infantil del Hospital HLA Montpellier de Zaragoza y de la nueva Unidad Cardio-Oncológica Pediátrica del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, ha explicado que "un 20 por ciento de los pacientes oncológicos pediátricos acaban desarrollando algún problema cardíaco, ya sea durante el tratamiento como ya en la edad adulta y, pese a que no es lo habitual, incluso hay niños que se curan del cáncer, pero se quedan con una cardiopatía”.

Según la Asociación Española de Pediatría (AEP), las neoplasias malignas pediátricas constituyen una enfermedad rara, con una incidencia de 15 nuevos casos al año por cada 100.000 menores de 14 años y un incremento anual estimado del 1 por ciento. Asimismo, el cáncer constituye la primera causa de muerte por patología en niños mayores de un año.

"Lo más habitual es que se produzca una disfunción ventricular y, si detectamos a tiempo la afectación cardíaca, el daño reciente se puede revertir con medicación, que tiene un efecto remodelador y, por lo tanto, favorece una reconstrucción cardíaca", explica esta especialista del Hospital HLA Montpellier.

El objetivo es poder identificar ese daño cardíaco a tiempo con el fin de intervenir mediante fármacos que puedan revertirlo. Según expone esta facultativa, "entre las terapias más dañinas para el corazón se encuentra el tratamiento con quimioterapia más usado en niños, que, también, es el que mejor respuesta ofrece, por lo que lo más importante es que un paciente no tenga que suspender su tratamiento oncológico por las secuelas, ya que de ello depende su supervivencia".