Taller de la Fundación Jiménez Díaz
Taller de la Fundación Jiménez Díaz

La Fundación Jiménez Díaz asegura que la cirugía radical en cáncer de recto podría evitarse en hasta un 50% de casos

En un taller celebrado junto a la Asociación Española de Coloproctología

Guardar

El Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, gestionado por el grupo sanitario Quirónsalud, junto con la Asociación Española de Coloproctología (AECP), ha celebrado el '1er Taller Multidisciplinar de Nuevos Paradigmas en Cáncer de Recto', donde los especialistas asistentes aseguraron que la cirugía radical en este tipo de cáncer podría evitarse en hasta un 50 por ciento de los casos.

Esta jornada, inaugurada por el presidente de la AECP, el doctor Juan García Armengol, y el doctor José Luis Domínguez, quien es especialista de la Unidad de Coloproctología de este centro y vocal de la citada asociación, contó con el apoyo de la Junta Directiva de la misma y con la intervención de especialistas de la propia Fundación Jiménez Díaz, así como de otros hospitales de Quirónsalud y distintos centros públicos, incluyendo, también, la conferencia del jefe de Cirugía Colorrectal del estadounidense Memorial Sloan Kettering Centre de Nueva York, el doctor Julio García Aguilar.

Uno de los ponentes y responsables de la organización de este encuentro, el jefe del Servicio de Cirugía de la Fundación Jiménez Díaz, el doctor Héctor Guadalajara, explicó que, "hoy en día, las técnicas quirúrgicas agresivas, como la escisión mesorrectal total o la amputación abdomino-perineal, se pueden evitar en gran medida gracias a las investigaciones de Angelita Habr-Gama, que, a principios de este siglo, abrieron la puerta a considerar como curados a aquellos pacientes en los que la radioterapia y la quimioterapia hacían desaparecer el tumor a simple vista o en las pruebas de imagen".

"A raíz de sus observaciones y publicaciones, se iniciaron grandes ensayos clínicos que apoyan su tesis, por lo que, en la actualidad, podemos empezar a aplicarla", sostuvo este especialista, que añadió que "la optimización y mejora en los esquemas de aplicación de la quimio-radioterapia actuales permiten mejorar las tasas de respuesta clínica y, por lo tanto, el número de pacientes que pueden llegar a curarse de un cáncer de recto sin cirugía".

Evidencia científica

El 'Protocolo Forest' incluye la neoadyuvancia total, la prehabilitacion trimodal, la toma de decisiones compartidas con el paciente, la preservación de órgano y el 'watch & wait', una serie de técnicas y aproximaciones terapéuticas que tienen por objeto evitar, en la medida de lo posible, la realización de una intervención quirúrgica sin que se produzca un menoscabo en la recuperación del paciente.

Según Héctor Guadalajara, a pesar de que existe "suficiente evidencia científica" como para adoptar este protocolo de manera general, "también surgen preguntas que aún no tienen respuesta, lo que lleva a grupos de trabajo más conservadores a no aceptar ese tipo de incertidumbre y anclarse en alternativas de tratamiento más clásicas".

Además de los tratamientos, uno de los pilares en los que se sustenta este protocolo son las decisiones compartidas con los pacientes, hasta el punto de que "no se puede concebir este cambio sin hacerlo", indicó este cirujano, que hizo hincapié en que, tal y como explica a sus pacientes, "no existen opciones buenas o malas, sino ventajas e inconvenientes".

Archivado en: