Extremadura ha estudiado el riesgo de cáncer hereditario en 4.000 familias en los últimos 15 años

en el Hospital San Pedro de Alcántara

Guardar

Dra._Montserrat_Munoz_Junta_directiva_de_SOLTI_y_Dr._Santi_Gonzalez
Dra._Montserrat_Munoz_Junta_directiva_de_SOLTI_y_Dr._Santi_Gonzalez
En la cita 'Cáncer de mama en 2021: ¿Qué retos afrontamos?', jornada de reflexión científica sobre esta enfermedad en Extremadura, se ha comunicado que la Unidad de Consejo Genético ubicada en el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres estudió a alrededor de 4.000 familias, en los últimos 15 años, de las cuales dos terceras partes presentaban criterios clínicos de sospecha de cáncer de mama y ovario hereditario.

En esta jornada se analizaron los desafíos a los que hace frente esta patología, tomando como referencia las conclusiones del último Congreso anual de la Sociedad Europa de Oncología Médica (ESMO). El doctor Santiago González, que es especialista en Oncología Médica del Complejo Hospitalario Universitario de Cáceres, afirmó que, "gracias al estudio genético, hemos descubierto alrededor de 300 familias portadoras de cáncer de mama y ovario hereditario en la región".

"La detección de mutaciones heredadas predisponentes al desarrollo de esta enfermedad permite la posibilidad de prevenir, o, al menos, realizar un diagnóstico precoz de cáncer, en las portadoras sanas, lo que impacta de manera positiva en el pronóstico de la enfermedad", añadió este especialista.

España acumula más de 30.000 nuevos casos de cáncer al año y, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), los cánceres que con más frecuencia se diagnosticarán este año en mujeres serán de mama y de colon. En consonancia con la media nacional, la incidencia del cáncer de mama en Extremadura va en ligero aumento, situándose en alrededor de los 600 nuevos casos por año sobre una población total de un millón de habitantes.