El SESCAM llega a un acuerdo sobre la reordenación de especialistas en hospitales de Albacete

en los hospitales de Albacete, Almansa y Villarrobledo

Guardar

castilla la mancha
castilla la mancha
El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) ha alcanzado un acuerdo con la Asociación de Facultativos Especialistas de Albacete (AFESALBA) y el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) para poner fin a la situación generada por la sentencia que anulaba la reordenación de facultativos especialistas en los Hospitales de Albacete, Almansa y Villarrobledo, llevada a cabo por el Ejecutivo autonómico anterior.

En él, las partes acuerdan aplicar el mandato judicial "sin comprometer la asistencia en ninguno de los tres centros" y especificando las plazas objeto de cobertura y la forma de provisión, "que en ningún caso supondrá el desplazamiento de personal interino".

La directora gerente del SESCAM, Regina Leal, recordó que en 2012 el anterior gerente aprobó un mecanismo de adscripción de determinados facultativos del área de atención especializada de Albacete a los hospitales de Almansa y Villarrobledo, sin que en ese momento se hubieran creado todavía las Gerencias de Área Integrada.

En una sentencia de junio de 2016, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha anulaba dicha reordenación, apuntando que se trataba de "un acto arbitrario que modifica, sin apoyo normativo y por simple acto administrativo, una situación anterior establecida por la propia Administración".
Una solución "consensuada"
La directora gerente del SESCAM asimismo destacó que el acuerdo alcanzado permite la recuperación del derecho de los profesionales médicos del Área de Albacete "de una forma ordenada y consensuada", y añadió que con él se pone fin a una situación derivada del "déficit de gestión" de la anterior legislatura "donde se tomaron decisiones relacionadas con los profesionales arbitrarias y sin ningún tipo fundamento legal".

Por su parte, el consejero de Sanidad de la región, Jesús Fernández Sanz, hizo hincapié en la disposición del Gobierno de Castilla-La Mancha para buscar "una solución consensuada con sindicatos y profesionales y que al mismo tiempo respetara la normativa".