El SERGAS asume el suministro de la medicación ambulatoria de Povisa

Acuerdo para reducir el déficit generado por el concierto

Guardar

El grupo hospitalario privado Povisa y el Servicio Gallego de Salud (SERGAS) han llegado a un acuerdo con respecto al concierto por el que, actualmente, el primero atiende a unos 136.000 pacientes de Vigo, Morrazo y Val Miñor, a través del cual el servicio sanitario asume directamente el suministro de la medicación ambulatoria para pacientes externos, incluida la de alto impacto.

A cambio, la Xunta de Galicia detraerá de la cápita de Povisa (actualmente 540 euros), la parte correspondiente a dicha medicación, situándola en 504,79 euros. Para que el nuevo sistema de suministro de la medicación ambulatoria sea más efectivo, Povisa utilizará los aplicativos del SERGAS y su guía farmacoterapéutica. "Se ha acordado también que el periodo de cambio de hospital se traslade de noviembre a mayo", explica esta compañía hospitalaria.

Otro aspecto importante tiene que ver con el acortamiento de los periodos de pago, para minimizar las tensiones de tesorería provocadas por la acumulación de deudas durante varios ejercicios. En este sentido, el importe de las novedades terapéuticas será incluido a partir de ahora en las liquidaciones cuatrimestrales.
Sigue siendo deficitario
"Las modificaciones acordadas al concierto constituyen un compromiso de mínimos que reduce el desequilibrio estructural entre los ingresos y los gastos generados por la actividad realizada por Povisa para el SERGAS, aunque seguirá siendo deficitaria, incluso contando con los ingresos de la actividad privada", explica este grupo privado.

Con este acuerdo, el déficit generado a Povisa por la atención a los pacientes del SERGAS persiste. No obstante, la Dirección de Povisa decidió aceptarlo "como un ejercicio de responsabilidad con los trabajadores y usuarios del hospital, aunque el escenario de déficit obligará a tomar medidas internas de reducción de gastos y aumento de ingresos para evitar que el escenario de concurso de acreedores —que, por de pronto, desaparece— pueda volver a producirse".