2019 07 16 Los cuidados de la Enfermería son imprescindibles en estas pruebas. En la foto, Aránzazu María Nuñez y David Mulero, formados en Cardiología
2019 07 16 Los cuidados de la Enfermería son imprescindibles en estas pruebas. En la foto, Aránzazu María Nuñez y David Mulero, formados en Cardiología

El Hospital Infanta Elena inicia una consulta de ergometría pediátrica para patologías cardiovasculares

A cargo de un pediatra especializado en Cardiología

Guardar

El Hospital Universitario Infanta Elena del municipio madrileño de Valdemoro ha puesto en marcha una consulta de ergometría pediátrica para el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de patologías cardiovasculares en niños, convirtiéndose en uno de los pocos centros sanitarios que realiza estas pruebas funcionales en menores y a cargo de un pediatra especializado en Cardiología.

La consulta de ergometría pediátrica de este hospital, perteneciente al grupo Quirónsalud, está a cargo del doctor Francisco José Martín, cardiólogo pediátrico del centro, y de los enfermeros formados en Cardiología Aránzazu María Nuñez y David Mulero.

"Esta nueva prueba que completa la cartera de servicios pediátricos del hospital supone un gran avance para este departamento, en línea con su estrategia de crecimiento y de ofrecer continuamente mejoras a su población diana", explicó Francisco José Martín, quien apuntó que "a partir de ahora la ergometría pediátrica estará más accesible para realizar por indicación médica, ampliándose sus beneficios a población obesa, deportistas, etcétera".

Respecto a la ergometría, este cardiólogo del Hospital Infanta Elena señaló que se trata de "una de las exploraciones cardiacas más utilizadas y proporciona al clínico importantes datos diagnósticos y pronósticos en una amplia variedad de pacientes con enfermedad cardiovascular, ya sean afectaciones congénitas, adquiridas, secundaria a tóxicos o arritmias, con base estructural o funcional".
Utilidades más importantes
Así, Francisco José Martín destacó que "una de las utilidades más importantes de esta prueba es el diagnóstico y seguimiento de las arritmias, la isquemia coronaria o la respuesta tensional". En otros casos, añadió que "sirve como screening de motivos tan frecuentes de consulta como el dolor torácico, el síncope, las palpitaciones o la bradicardia/taquicardia".

Otra utilidad conocida de la ergometría es la medida de la capacidad funcional de los niños, tanto en población sana como para el estudio de patología cardiaca, así como para valorar la idoneidad de la práctica deportiva habitual o de alto rendimiento en los primeros, o de forma terapéutica en los segundos.