2021 05 07 Equipo médico del HUIE que realizó la primera técnica de radiosinoviortesis para el abordaje de enfermedades articulares
2021 05 07 Equipo médico del HUIE que realizó la primera técnica de radiosinoviortesis para el abordaje de enfermedades articulares

El Hospital Infanta Elena incorpora la radiosinoviortesis para evitar cirugías articulares agresivas

técnica para el tratamiento de la sinovitis activa

Guardar

El madrileño Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro, gestionado por el grupo sanitario Quirónsalud, ha incorporado, a su cartera de servicios, la radiosinoviortesis, una técnica para el tratamiento de la sinovitis activa -inflamación de la membrana que recubre las articulaciones- que puede evitar las cirugías.

La radiosinoviortesis es un procedimiento en el que, mediante una inyección sobre la articulación afectada, se introduce un radiofármaco que disminuye la inflamación y el acúmulo de líquido articular, sostiene este centro sanitario de la Comunidad de Madrid.

"Esta técnica se utiliza desde hace años, en el tratamiento de algunos tipos de sinovitis activa en los hospitales más grandes; sin embargo, su empleo en la sinovitis villonodular pigmentada difusa no se ha extendido tanto", explica el doctor Hugo Garlito Díaz, que es médico adjunto del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología de este hospital.

La sinovitis villonodular pigmentada difusa es un tumor benigno que se da con mayor frecuencia en la tercera y cuarta décadas de la vida y que va destruyendo la articulación a la que afecta -la más común es la rodilla-, pone de manifiesto este centro.
Extirpar el tejido tumoral
Los pacientes se quejan de dolor, derrames articulares de repetición y limitación de la movilidad de la articulación. "Por ello, es fundamental un rápido diagnóstico y la adopción de medidas que impidan o, al menos, ralenticen su evolución", añade Hugo Garlito Díaz.

"Tradicionalmente, estos pacientes eran sometidos a cirugías agresivas para tratar de extirpar todo el tejido tumoral. Esto conllevaba frecuentes complicaciones, ya que, en ocasiones, nos obligaba a realizar grandes incisiones para llegar a todo el tejido enfermo, e incluso a dejar parte del tumor, al ser técnicamente imposible su extracción", recuerda este especialista del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario Infanta Elena.