Javier Carbone_WebAlta
Javier Carbone_WebAlta

El Hospital Gregorio Marañón prueba un nuevo tratamiento para casos graves de la Covid-19

Es el primer centro en el mundo en aplicar inmunoglobulina intravenosa enriquecida

Guardar

El Servicio de Inmunología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid es el primero en el mundo que ha incluido pacientes en un ensayo internacional sobre la aplicación de inmunoglobulina intravenosa enriquecida para anticipar y evitar que enfermos con síntomas graves por la Covid-19 tengan que ser finalmente ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Se trata de un fármaco experimental que fue probado con éxito previamente en neumonía grave, por lo tanto, seguro y que, por esa razón, se cree que puede ser útil para casos graves de la Covid-19. Esta nueva terapia está indicada en pacientes que ingresan con una neumonía por Covid-19 y que presentan dificultad para respirar y cuyos síntomas anticipan que el paciente va a empeorar y agravar su situación clínica.

El sistema inmunitario fabrica anticuerpos o inmunoglobulinas para proteger al cuerpo de bacterias, virus y otros patógenos. Este nuevo tratamiento consiste en administrar al paciente una infusión de gammaglobulina intravenosa, es decir, defensas, que fue enriquecida a través del plasma de miles de donantes con inmunoglobulinas de tipo IgG, IgA e IgM.

"La gammaglobulina forma parte del sistema inmunológico, es una proteína que está en la sangre producida por unas células que se llaman linfocitos- B. Esta proteína tiene la capacidad de atacar a bacterias y virus. En el caso del tipo IgA, tienen una importante función de control sobre la infección respiratoria que se encuentra presente en las mucosas, mientras que la IgM es muy eficaz en el control de la infección bacteriana", explica el doctor Javier Carbone, que es inmunólogo del Hospital General Universitario Gregorio Marañón.
Mejora del sistema inmunológico
"Cuando las inmunoglobulinas se administran en gran cantidad, mejora el sistema inmunológico del paciente", explica Javier Carbone. La otra finalidad de este abordaje es producir una reorganización del sistema inmunológico necesaria para controlar el aumento de los biomarcadores inflamatorios, una de las complicaciones más graves de la Covid-19.

Los Servicios de Inmunología y de Medicina Interna de este centro ya incluyeron en este innovador ensayo a dos pacientes, cuyo perfil se ajustaba al objetivo del estudio, presentaban una neumonía grave con mal pronóstico. Los dos pacientes fueron dados de alta y no precisaron su ingreso en la UCI.