El Hospital Gregorio Marañón ha efectuado cuatro trasplantes cardíacos en el Estado de Alarma

Decretado por la espasión del Covid-19

Guardar

gregorio_maranon_uci
gregorio_maranon_uci
Desde que se anunciara el Estado de Alarma por el Covid-19, el pasado 13 de marzo, hasta la fecha, el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid ha realizado cuatro trasplantes cardíacos, del total de 12 procedimientos efectuados en todo el territorio durante este mismo periodo, según los datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

La directora de este último organismo, Beatriz Domínguez-Gil, afirma que "el número de trasplantes realizado en el seno de la epidemia puede parecer reducido en comparación con la actividad habitual en España. Pero cada uno de esos procedimientos ha supuesto un gran esfuerzo de todos los profesionales implicados y un ejercicio de colaboración y cohesión del Sistema Nacional de Salud (SNS)".

Pese a la situación sanitaria causada por la epidemia del coronavirus y a la presión asistencial que está viviendo el citado centro sanitario, este centro realizó un total de seis trasplantes desde que comenzó esta crisis: uno renal, otro hepático y los cuatro cardíacos ya mencionados.

El trasplante renal y uno de los cardíacos se realizaron en pacientes infantiles. "Esta actividad muestra, sin duda alguna, el compromiso y el esfuerzo de todos los profesionales por seguir manteniendo la actividad de trasplantes para aquellos pacientes que lo necesitan. Es también fruto de la cohesión del sistema sanitario, pues los órganos fueron donados en otras comunidades autónomas, y de la generosidad extrema de la población", señala este hospital de Madrid.
Casos de "urgencia 0"
Los dos últimos trasplantes de corazón, realizados por el Servicio de Cirugía Cardiaca de ese hospital, que dirige el doctor Ángel González, se realizaron en pacientes que se encontraban en urgencia 0, una situación crítica que supone que el receptor necesita un corazón de inmediato.

Según este criterio, marcado por la ONT y consensuado por todos los equipos cardiacos, "esta situación de necesidad vital tiene prioridad absoluta en todo el territorio nacional. De tal forma que el primer corazón compatible por grupo sanguíneo y características antropométricas será para este tipo de pacientes", aclara María Dolores Saiz, que es enfermera de la Unidad de Coordinación de Trasplantes del Hospital General Universitario Gregorio Marañón.