El Hospital General de Elche participa en un estudio europeo sobre cáncer colorrectal obstruido

Muestra que la colocación de un stent "permite realizar una cirugía definitiva"

Guardar

Las unidades de Endoscopias del Servicio de Medicina Digestiva y de Coloproctología del Servicio de Cirugía General del alicantino Hospital General Universitario de Elche han participado en un estudio europeo sobre el tratamiento del cáncer colorrectal obstruido, el cual muestra que la colocación de un stent en este tipo de paciente "permite realizar una cirugía definitiva sin la necesidad de colostomía".

Según los datos consultados por este centro sanitario, a nivel mundial, el cáncer colorrectal representa casi un 10 por ciento del total de cánceres diagnosticados, y en Europa y para el conjunto de ambos sexos, es el segundo cáncer más frecuente después del cáncer de mama, siendo en nuestro país la primera causa. En España, se estima que diagnostican 40.000 nuevos casos al año, debutando alrededor de un 20 por ciento como una obstrucción intestinal.

El jefe del Servicio de Cirugía General de este centro valenciano, el doctor Antonio Arroyo, explica que "clásicamente el tratamiento del cáncer colorrectal obstruido obligaba a operar al paciente de urgencias no siendo las condiciones del paciente las mejores, lo cual condicionaba la realización de una colostomía, conocido coloquialmente como bolsita. La colocación de este stent nos permite diferir la cirugía unos días cuando el paciente está preparado, siendo posible la intervención en mejores condiciones y evitando así la colostomía".
Procedimiento
En este sentido, este profesional sanitario declara que este procedimiento "permite que esta intervención sea realizada por los profesionales que se dedican específicamente al tratamiento de esta patología lo que logra mejores resultados". Por su parte, su homólogo en la Unidad de Endoscopia del Servicio de Medicina Digestiva del Hospital General de Elche, el doctor Javier Sola-Vera, mantiene que "el procedimiento para la colocación del stent se realiza en la propia Unidad de Endoscopia en el momento en el que se le realiza la colonoscopia bajo sedación".

Los especialistas de estas unidades apuntan que "los resultados de este estudio han demostrado que la colocación del stent y posterior cirugía se puede realizar con seguridad, no empeora los resultados oncológicos, ni tiene más complicaciones permitiendo realizar una cirugía definitiva sin la necesidad de colostomía ni posteriores cirugías para cerrar esa colostomía".