El Hospital de Día del General de Villalba ofrece un abordaje integral del paciente

con una amplia cartera de servicios

Guardar

2021 04 14 Dr. Rafael Martos
2021 04 14 Dr. Rafael Martos
El Hospital de Día del madrileño Hospital Universitario General de Villalba, centro gestionado por el grupo sanitario Quirónsalud, ha comunicado que ofrece "un abordaje integral al paciente gracias a su amplia cartera de servicios y equipo multidisciplinar", que cubre, "con el mayor nivel de excelencia, todas las necesidades que, sin necesidad de ingreso, el paciente oncológico, hematológico u oncohematológico" puede requerir.

"Este servicio está caracterizado por dos cosas: su calidad asistencial y su calidad humana", asegura el jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia de este centro, el doctor Rafael Martos, poniendo como ejemplo los numerosos protocolos que abarcan todos los posibles procesos médicos y, muy especialmente, el conocido como 'C-15', gracias al cual todo paciente con sospecha maligna es visto en consulta en un máximo de tres días para la realización de las pruebas pertinentes, y en menos de 15 cuenta con un diagnóstico que, en caso de confirmación de la sospecha, se completa con una estrategia terapéutica.

Rafael Martos

"Esto repercute enormemente, no solo en una mejora de la calidad asistencial, sino también de la calidad humana del proceso, al acortar el tiempo hasta el diagnóstico, y la incertidumbre y angustia inherente a esta demora", destaca este especialista. A este objetivo también contribuyen los programas de acompañamiento con los que cuentan, tanto para el paciente como para el familiar, donde tras la confirmación del diagnóstico, se recibe y guía a ambos en el Hospital de Día, se les anticipa lo que van a vivir en el servicio y se les presenta a los profesionales que tratarán al paciente, le atenderán y acompañarán en el proceso, también a sus seres queridos.
Programas de humanización
Además, el Hospital de Día del General de Villalba cuenta con programas de humanización en lo que se refiere a la respuesta ante las posibles complicaciones que el paciente pueda sufrir, para que este no tenga que desplazarse al centro si se encuentran mal, sino que pueda contactar con su médico y transmitirle sus síntomas, problemas o preocupaciones a través de servicios no presenciales.

Como comenta la jefa del Servicio de Oncología del Hospital Universitario General de Villalba, la doctora Ana Herrero, "esta estrategia se completa con un estrecho y personalizado seguimiento del paciente, de nuevo, en ambos planos, empezando por el ineludible médico, e incluyendo el área de consultas y Enfermería, con todos los procesos perfectamente protocolizados, incluso la derivación al hospital correspondiente para un trasplante de médula ósea, tras la cual el paciente vuelve al centro villalbino para continuar su seguimiento".

Ana Herrero