Dra Almudena Roman (002)
Dra Almudena Roman (002)

El H. de Villalba destaca que el diagnóstico precoz evita secuelas en reumas infantiles

la patología más frecuente es la Artritis Idiopática Juvenil

Guardar

Frente a las enfermedades reumatológicas de la infancia, el Servicio de Reumatología Pediátrica del madrileño Hospital General de Villalba ha destacado que "un diagnóstico precoz y la puesta en marcha de los medios oportunos mejoran su pronóstico, ya que son la causa más frecuente de discapacidad y ocupan el segundo lugar dentro de las enfermedades crónicas que se presentan en esta edad".

Almudena Román

La representante de esta especialidad del Hospital de Villalba, la doctora Almudena Román, indica que "si no se realiza un diagnóstico y un tratamiento precoz pueden aparecer secuelas articulares como, por ejemplo, una extremidad más larga que otra e influir en el desarrollo del crecimiento, tanto en peso como en talla”.

Respecto al tratamiento que desarrolla esta unidad hospitalaria perteneciente al Grupo Quirónsalud, Almudena Román señala que "se siguen utilizando fármacos clásicos como los anti inflamatorios o los corticoides, pero la aparición del metotrexato y los fármacos biológicos han permitido que muchos de estos niños estén sin síntomas, con vida normal y sin secuelas".
Causa desconocida
Dentro de la Reumatología Pediátrica, "la patología más frecuente es la artritis idiopática juvenil, que afecta, aproximadamente, entre 20 y 150 de cada 100.000 niños", aclara Román. En este sentido, manifiesta que "pese a que se desconoce su causa, todo apunta a que factores genéticos y ambientales están implicados en su desarrollo y existen, según el tipo, siete variedades".

Como síntomas más característicos que deben poner en alerta a los padres están, según la especialista, "la aparición de cojera o en el caso de niños más pequeños que no quieran caminar o gatear, que pidan ir en brazos o en sillita, sobre todo por las mañanas o después de la siesta; la inflamación de alguna articulación y la fiebre recurrente sin causa".

Pese a que cada clase de artritis tiene un tratamiento diferente, Román indica que hay algunos comunes para todas como "el descanso, el ejercicio físico, como la natación donde se mueven muchos músculos y articulaciones, y una alimentación equilibrada".