El Clínico de Valencia, el que más catéteres PICC ha insertado en la comunidad

Guardar

Enfermería del Hospital Clínico de Valencia es el centro que más número de catéteres PICC (Catéter Central Insertado Periféricamente) ha implantado en la Comunidad y el quinto de toda España; en 2013 se insertaron un total de 296 y en el primer trimestre de 2014 la cifra ha alcanzado ya los 100.

Fue en febrero de 2012 cuando el personal de Enfermería de la Unidad de Radiología Intervencionista del línico de Valencia fue pionero y empezó a implantar este tipo de dispositivo. El catéter PICC es un catéter central que se inserta mediante el acceso de una vía periférica, frecuentemente en la vena basílica de las extremidades superiores, por encima de la zona de flexión del brazo no dominante y evitando el brazo en el que se haya hecho una extirpación ganglionar axilar. Este catéter es un tubo flexible y delgado que llega hasta una vena central próxima al corazón, se utiliza para administrar sustancias como fármacos irritantes, quimioterapia, antibióticos durante un tiempo prolongado etc.

Otra de las ventajas que supone este tipo de dispositivo es que puede ser utilizado durante meses en aquellos tratamientos prolongados en el tiempo, con lo cual se evitan pinchazos y dolor, mejorando con ello la calidad de vida de los pacientes. El catéter requiere un pequeño mantenimiento, lo que garantiza su uso prolongado. Se implanta en aquellos pacientes que requieren durante su ingreso hospitalario o ambulatorio un tratamiento prolongado en el tiempo y agresivo para el sistema venoso periférico, tanto por duración como por volumen.

Los pacientes que más se han beneficiado de esta técnica son pacientes oncológicos, tanto los que ingresan como los que están en tratamiento ambulatorio en el Hospital de Día, pero poco a poco está llegando a más tipo de pacientes como los ingresados en Hospitalización a Domicilio, Neumología o Digestivo.