Play Zone
Play Zone

Dos hospitales de Valladolid y Bilbao acogen la zona de juegos de Lilly para niños con diabetes

un espacio lúdico-formativo denominado 'Play Zone'

Guardar

El Hospital Clínico Universitario de Valladolid y el vizcaíno Hospital Universitario de Basurto han creado en sus instalaciones, gracias a un convenio de colaboración con la compañía farmacéutica Lilly, un espacio lúdico-formativo denominado 'Play Zone' en el que, mediante juegos y materiales educativos, los niños se entretienen y relajan antes de su consulta médica o de enfermería.

Según dicho laboratorio, estos centros hospitalarios "han acondicionado sus salas de espera de Pediatría, servicio al que acuden los niños con diabetes, para hacerlas más acogedoras, fomentar hábitos saludables y ayudar a las familias a entender la enfermedad".

El Servicio de Pediatría del hospital vallisoletano registró en el año 2016 un total de 4.864 consultas relacionadas con patologías endocrinas. En esa cifra se incluyen 673 consultas relacionadas con la educación para la diabetes y otras 642 correspondientes a la implantación de nuevas tecnologías para el seguimiento a distancia de los niños con diabetes.

Por su parte, el hospital bilbaíno recibió en la sala del servicio de Pediatría en el que se ha instalado la nueva 'Play Zone' a un total 4.223 niños, con una media 2,35 citas en el año 2016. De ellos, 46 estaban diagnosticados con diabetes mellitus.

Con las nuevas inauguraciones, suman ya 23 los hospitales españoles adheridos al proyecto de Lilly. "Nos alegra mucho expandir esta iniciativa a los pacientes del Hospital Clínico de Valladolid y del Hospital de Basurto. Estos nuevos espacios lúdico-formativos permiten humanizar las consultas y fomentan la normalización de la diabetes en la población infantil", destaca la directora de Asuntos Corporativos de la compañía, Teresa Millán.
Un personaje para explicar la enfermedad
El espacio incluye juegos, mesas y sillas para que los pequeños se entretengan y pinten, y zonas de lectura con cuentos educativos como los protagonizados por la monita Coco, el primer personaje Disney con diabetes, que explican cómo Coco puede hacer la misma vida que otros niños de su edad, siempre que se planifique y conozca su enfermedad. "El personaje surgió gracias a un acuerdo a nivel mundial alcanzado en 2011 por Lilly y Disney para reducir el impacto de la diabetes en la infancia con un mensaje positivo frente a la enfermedad", concluye el laboratorio.