p1bkbbt96eq6jc1r1necand1c7i4
p1bkbbt96eq6jc1r1necand1c7i4

Cinco hospitales de Castilla-La Mancha diseñan una red de trabajo para el diagnóstico hematológico

Los de Talavera, Ciudad Real, Valdepeñas, Manzanares y Puertollano

Guardar

Los servicios de Hematología de los hospitales castellano-manchegos Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, General Universitario de Ciudad Real, Gutiérrez Ortega de Valdepeñas, Virgen de Altagracia de Manzanares y Santa Bárbara de Puertollano, dependientes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), han puesto en marcha un proyecto piloto para trabajar de forma coordinada en el diagnóstico de patologías hematológicas.


Dicho trabajo en red, indican desde el SESCAM, será posible a partir del análisis de muestras mediante el citómetro de flujo de ocho colores del centro talaverano, adquirido en 2016. "La citometría de flujo ofrece una rapidez y una sensibilidad muy significativas, lo que hace posible establecer un diagnóstico rápido, claro y fiable en un gran número de patologías hematológicas", señaló el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, tras reunirse con el Servicio de Hematología del Hospital de Talavera.

"El trabajo en red", destacó, "nos permite optimizar al máximo los recursos del conjunto del SESCAM, poniéndolos a disposición del paciente, porque al ciudadano lo que le interesa es ser atendido lo más rápido posible en el lugar y de la manera más adecuada".
Envío en función de la urgencia
De acuerdo con el protocolo de envío y recepción de muestras diseñado, los centros que forman parte de la red remitirán al Hospital de Talavera las muestras biológicas del paciente, donde serán analizadas a través de la citometría de flujo. En función de la urgencia de cada caso, los informes estarán disponibles para el facultativo remitente en un plazo máximo de 15 días.

En concreto, en el caso de aquellas clasificadas como urgentes (por ejemplo, cuando exista sospecha de una posible leucemia), el informe estará a disposición del médico remitente el mismo día del envío de la muestra; mientras que en las no urgentes serán informados dentro del plazo máximo de 15 días tras el envío de la muestra.