Política y Sociedad Desde el Hospital Infanta Leonor y con apoyo pleno de la Fundación Bamberg

Hospitales españoles apuntan a un 2021 cargado de innovaciones disruptivas al servicio del paciente

Hospitales españoles han apuntado a un año 2021 cargado de innovaciones disruptivas al servicio del paciente, durante las terceras jornadas de Innovación en Ciencias de la Salud del Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid, organizadas, en esta ocasión, por la Fundación Bamberg.

Carmen Pantoja

Lemas motivadores

La directora gerente del Hospital Universitario Infanta Leonor, Carmen Pantoja, agradeció a la Fundación Bamberg, como exponente del mejor uso de las nuevas tecnologías, la realización de este tercer encuentro, que, en su primera cita, llevó por lema ‘Never stop learning’, verdadera invitación a obedecer siempre al deseo de aprender y hacer ciencia.

Este es un mensaje que, en las jornadas de 2019, se convirtió en ‘Time to reinvent yourself’, para dar ocasión a que cada uno se reinvente por la vía de la autenticidad hasta alcanzar los objetivos más ambiciosos en investigación y atención a la población.

El mismo fue un objetivo sobradamente cumplido, según Carmen Pantoja, hasta llegar al ‘Brake your limits’, que mueve en la edición de 2020 a romper todas las ligaduras, mediante un pensamiento a lo grande a favor de las buenas ideas que atraigan conocimiento para poder desarrollar proyectos de envergadura.

Todo en un hospital tractor, como el Universitario Infanta Leonor, capaz de innovar en el uso de los dispositivos y los servicios prestados a las personas, en seguimiento del aforismo debido a George Bernard Shaw, por el que hay que evitar ser como aquellos que son incapaces de empezar por cambiar su mente, porque nunca podrán cambiar nada.

Ignacio Para

Digno de elogio

El presidente de la Fundación Bamberg, Ignacio Para, expresó, en su discurso de bienvenida, su reconocimiento al equipo de este hospital y su instituto de investigación, con el mérito que supone haber sabido reaccionar magníficamente a pesar de haber sido un centro especialmente castigado por las dos olas de la Covid-19.

Ello además de caracterizarse por las muy destacables innovaciones expuestas en esta jornada. Destacó Ignacio Para el carácter transversal de la capacidad computacional, como se aprecia en el desarrollo de las disciplinas ómicas, que también se apoyan en otras tecnologías aparentemente no relacionadas.

En general, Para detecta cambios organizativos movidos por la urgencia de la pandemia en un país cuya formación de la Medicina es decimonónica, dentro de una problemática que habrá que resolver con acuerdo del doctor José Luis Álvarez Sala, que es el decano de Medicina en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), para reactivar el proyecto quedado en suspenso por la situación creada en 2020.

El presidente de la Fundación Bamberg, que elogió encendidamente la labor desarrollada por todo el personal de este hospital, también dedicó palabras de sentido agradecimiento a Fenin, Idonia, Shionogi, Seasalt, Inetum, Nutanix, Ribera Salud y Asisa, por su compromiso y apoyo a la organización de estas terceras jornadas.

María Luisa Castaño

Emoción en la palabra

La directora general de Investigación e Innovación Tecnológica del Gobierno de la Comunidad de Madrid, María Luisa Castaño, se emocionó al compartir con los asistentes que esta fue su primera oportunidad de dirigirse de manera directa a los profesionales sanitarios que hicieron tantos sacrificios a favor de sus pacientes durante la pandemia.

Destacó María Luisa Castaño este momento excelente para que las inversiones en salud demuestren que salvan vidas, por lo que celebra que, en la carrera de fondo que es la ciencia, la crisis sanitaria vivida no haya truncado esta fuente inagotable de conocimiento.

De sus recuerdos de las jornadas del año pasado, Castaño extrajo una sintonía entre Consejerías que alumbran una estrategia convergente a escala de las Direcciones Generales, gracias a departamentos que comparten objetivos comunes, y que se concretará también con un programa netamente centrado en el impulso a la biomedicina.

También, esta ponente anunció que a los premios Julián Marías, de Humanidades, y Fermina Orduña, de innovación, se sumará en 2021 el premio Margarita Salas, para destacar categorías profesionales y proyectos de investigadores ubicados por debajo de los 40 años de edad, en el ámbito de las biociencias, por lo que anima a todos a afilar los lápices para cumplimentar las candidaturas.

José María Antón

Verbo institucional

El viceconsejero de Humanización de la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid, José María Antón, felicitó a todos los artífices de esta jornada por ser un evento comprometido con la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

Según las palabras de José María Antón, la innovación goza de buena salud en la comunidad autónoma a la que representa, con un 1 por ciento de la producción científica mundial y 3.00o proyectos tecnológicos al año, además de proyectar la reserva del 2 por ciento del PIB regional a estos cometidos.

Destaca Antón en toda esta actividad la creación de seis spin-off de colaboración con los hospitales públicos para incrementar el tejido productivo e investigador de la región, además de otro proyecto dirigido al virus zika en colaboración con Canarias.

Ángel Pueyo

Ejemplos señeros

El director de la Fundación para la Investigación e Innovación Biomédica, Ángel Pueyo, elogió el vigor juvenil de un hospital como el Universitario Infanta Leonor, al ser capaz de generar faros periódicos de innovación, en una trayectoria  que ya el año pasado sirvió para presentar en sociedad propuestas avanzadas que cobraron forma en 2020, a pesar de las dificultades conocidas por todos.

Entre los proyectos más interesantes, citó Ángel Pueyo el programa de semántica y lenguaje natural para la generación de informes, a lo que sumó el proyecto de Big Data, Medsavana, a través de licencia Savana, y el piloto de detección precoz en cáncer que se desarrolla en este centro asistencial.

Todo junto al proyecto [email protected], desarrollado por el doctor Carlos Bibiano, como extensión de atención hospitalaria al domicilio del paciente, un desarrollo que ya captó el interés de sistemas de salud, incluso estatales, de países de nuestro entorno.

Ello dentro de una oferta que Pueyo completó con el premio logrado en el último Hackathon Madrid vence al virus, de ayuda a la respiración en los pacientes con la Covid-19, y el programa UP-rAISHe, de formación de profesionales asistenciales.

Alberto Calero

Hologramas médicos

El asesor de Facebook Connectivity California, Alberto Calero, refirió que estuvo en la cresta de la primera ola innovadora de la telefonía y que, ahora, está volcado en la potencia de las tecnologías de la información que en estos momentos cogen impulso para proyectarse con plena fuerza cada siete años, porque hay dos cosas que mueven el mundo, según su experiencia, la computación y la información, como afirmó.

En Inteligencia Artificial (IA) y Big Data, focos del mayor interés en Sanidad, destacó Alberto Calero que reciben impulso de toda la industria, y que se apoyarán en la sostenibilidad, para desarrollar tecnologías holográficas en los entornos médicos y formas de comunicación directa entre cerebro humano y ordenadores.

Calero señaló que el desafío actual está en desarrollar sensores no invasivos que permitan conectar dicho cerebro humano con la máquina, de manera directa y aséptica, algo que se empieza a hacer con la escritura volcada desde el razonamiento en el programa ofimático Word, con mención, además, a nichos de desarrollo en 3,4 billones de datos, manejados por apenas unas decenas de personas.

Jorge Barredo

Innovar y digitalizar

El director general de la Fundación COTEC, Jorge Barredo, advirtió de que digitalización e innovación no son términos intercambiables, en un enfoque en el que, por ejemplo, urbanizar es algo también a reivindicar, porque la pandemia nos ha devuelto a la realidad en la que el mayor peligro no era un virus informático, sino un patógeno biológico.

Todo como un baño de humildad que, quizás, resulte beneficioso para la Humanidad, tal como reflexionó Jorge Barredo, que también asume que innovar no es necesariamente recuperar el tiempo perdido, al igual que las gafas de realidad virtual de Facebook no pueden competir todavía en emoción con las óperas vistas y oídas en el Teatro Real o el Liceu.

Sergio Muñoz

Opinión desde FENIN

El responsable de innovación, emprendimiento y coordinación de la Plataforma Española de Innovación en Tecnología Sanitaria de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), Sergio Muñoz, habló de un ‘momentum’ en el que la oportunidad brindada por la pandemia va más allá de la precipitación para adoptar soluciones disruptivas que puedan generar nuevas cadenas de valor en salud.

En este proceso transformador, observa Sergio Muñoz, hay nuevas capacidades para lograr más y mejores resultados en salud, a la vez que vaticina un futuro de hibridación de todas las tecnologías que hoy parecen inconexas.

Emili Esteve

Palabra de Farmaindustria

El director técnico de Farmaindustria, Emili Esteve, recordó que los nuevos medicamentos tienen detrás de sí a la innovación, como se demanda a los fármacos y vacunas para la Covid-19, dentro de un sector que es, a la vez, competitivo y regulado, donde sus productos nacen de los ensayos clínicos, mediante la colaboración con los hospitales, en una dinámica que, afortunadamente, no se vio truncada de manera irreversible por la llegada de la pandemia.

Acerca de la información extraída de la vida real, mediante la tecnología Savana, por ejemplo, estima Emili Esteve que aún queda la duda de saber si servirá de base para la autorización de los nuevos medicamentos por parte de las agencias reguladoras correspondiente.

Cree este directivo patronal en que pudiera ser factible después de haber conocido la estrategia farmacéutica europea, este mismo mes de diciembre, poder abrir la puerta a incorporar estas nuevas fuentes de conocimiento a las decisiones públicas sobre la prestación farmacéutica.

Miguel Ángel Montero

Estrategias Push

El responsable de la tecnológica sanitaria Inetum, Miguel Ángel Montero, aseguró que la innovación únicamente es aquella que genera valor que se traduce en términos de PIB, donde las estrategias pull se diferencian de las push en que estas últimas vienen determinadas por el propio empuje de las compañías más punteras, capaces de generar demandas antes de que los destinatarios de las prestaciones sean conscientes de sus propias necesidades.

Sobre la digitalización, Miguel Ángel Montero razonó que aún adolece de inmadurez y que en muchos aspectos está por debajo de su potencial. Según este directivo, las historias clínicas virtuales actuales son meros escaneos de las carpetas clásicas de papel y cartón, y que únicamente resultan válidas como orientación relativa para el clínico en su toma de decisiones.

Iván Menéndez

Sencillez y transparencia

El Country Manager de Nutanix Iberia, Iván Menéndez, considera que es función de los Data Centers romper silos de incomunicación con una tecnología que no genere ni rigideces ni costes, una visión de compañía que resulta muy atractiva al sector de la salud, más necesitado que nunca de hacer el mejor uso de soluciones para la nube, que ya no son ni instaladas, ni mantenidas por las grandes plataformas de Internet, de manera exclusiva, porque, aseguró, la tecnología debe ser siempre un medio y no un fin, además de estar al alcance de todos.

Víctor Maojo

Hitos tecnológicos

El catedrático en la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y director del Grupo Informática Biomédica de la misma, Víctor Maojo, marcó dos hitos en la Inteligencia Artificial (IA),  aplicada a la Medicina, y que fijó en las décadas posteriores a 1970 y 1990, con ejemplos clásicos, como PadMed y, ya más recientemente, con TriNetX, para la selección de pacientes llamados a enrolarse en los ensayos clínicos.

Considera Víctor Maojo que el Deep Learning es posible por una mayor capacidad multinacional y el rediseño de algoritmos en Dermatología, imagen médica, nanotecnología y otras disciplinas, a pesar de lo cual advierte de que el referido Deep Learning genera mucho ruido publicado en los medios, del que habrá que separar el grano de la paja.

Regaló Maojo a los asistentes el consejo de no volver a cometer los mismos fallos en los que incurrieron los pioneros de la tecnología en el último tercio del siglo pasado, factor que podría llevar a perturbaciones en una revolución tecnológica que se inició en la década de los años 60 del siglo XX.

Descartóa este ponente miedos a los efectos Doppler, aunque no niega que todavía falten algunos sustos en el medio tecnológico, y no hizo más vaticinios previos porque considera que las previsiones son para cuando uno ya no está entre los vivos.

Andreu Veà

De lágrimas y robots

El presidente de la Internet Society, ISOC-ES, el ingeniero Andreu Veà, describió los robots CovidWarriors que permiten hacer test masivos de PCR en los hospitales y otras instituciones y entidades, con un software y hardware abiertos que se revelaron como la mejor baza contra el SARS-CoV-2, desde que el pasado 3 de abril se le anegaron los ojos de lágrimas por tantos familiares de amigos muertos por el nuevo patógeno.

Todo hasta ofrecer un rendimiento de 2.400 resultados al día, y un millón al mes, sin apoyo público de ningún tipo, y sólo a partir de colaboraciones altruistas. En otro aspecto, Andreu Veà frivolizó con lo que dicen algunos de la Inteligencia Artificial, al referirse a las cosas que no funcionan, por definición.

Marina Sánchez Calleja

Estudiar la medicina de mañana

La embajadora de Deeptech Community y estudiante de Medicina, Marina Sánchez Calleja, declaró ser consciente de que la ciencia que le enseñan hoy en las clases de la Facultad será muy distinta cuando, finalmente, se vista la bata de doctora, ya que será cuando existan algoritmos que sepan más que los nuevos facultativos o cuando la robótica sea imprescindible para operar, puso por ejemplo.

Declaró Marina Sánchez Calleja que las personas tendrán que asumir también que sus wearables sepan mucho más de sus cuerpos y su estado de salud que ellos mismos. Refirió, además, que la tecnología, en su día, podrá ayudar a detectar necesidades espirituales entre las que incluyó también el buen morir cuando el hecho sea inevitable.

En ese momento, Sánchez Calleja se acordó del escritor romano Lucio Apuleyo, que ya dijo en el siglo II d. C. que, de uno en uno, los humanos no somos nada, pero que juntos acariciamos la eternidad. Finalmente, mostró su apuesta por hacer compatibles los valores personales con las experiencias que genera el Deep Learning, apto para la práctica de la Medicina, basada en protocolos, según sus palabras.

Javier Sirvent

Elefante en cacharrería

El evangelista tecnológico Javier Sirvent se presentó a los asistentes de esta jornada como el Chicote de las oficinas, para aliviar sus pesadillas en la cocina o para certificar que las empresas están en trance de desaparición, para expresar que habrá cosas buenas que será justo reconocerle a la pandemia, al recordar las palabras del peso súper pesado Mike Tyson, cuando dijo que todo el mundo tiene un buen plan antes de cada combate de boxeo, hasta que llega el primer puñetazo, o como cuando el actor Steven Seagal dijo que no era partidario de la violencia, pero que una bofetada a tiempo ayuda a que cualquiera salga de la estupefacción y se ponga en marcha.

Para Javier Sirvent, estar hoy vivos ya es un regalo, porque el hoy siempre es presente, aunque admite que el sesgo de supervivencia cierra el abanico cuando llegan las grandes crisis, a pesar de lo cual aseguró que 2021 será un año apasionante, en el que incluso se copiarán las vacunas del nuevo coronavirus.

Tiempo de inventar

Con la mirada atrás, estableció Sirvent que hubo grandes innovaciones que recibieron críticas corporativistas en su día, como la laparoscopia, que surgió en un tiempo en que los cirujanos más reputados se vanagloriaban de las grandes incisiones que practicaban, en paralelo a la reducción de los costes, si se tiene en cuenta, observa, que secuenciar el primer genoma costó 2,7 millones de euros y que hoy apenas tiene un precio de 50 euros.

A pesar de aquellos que cuestionan la vigencia de la Ley de Moore, que determina que cada dos años, aproximadamente, se duplica el número de transistores en un microprocesador, este panelista mantuvo su postura como tecno-optimista. Como mensaje práctico, estima que España podría ser el hospital balneario de Europa, a partir de datos como que la aseguradora Sanitas pasí a realizar 30.000 vídeo consultas al mes, cuando, al principio, solo hacía 7.000 al año.

Finalmente, vaticinó Sirvent que Netflix matará a la mayor parte de las salas de cine del planeta, porque, en la actualidad, construye una gran base de generación y difusión de ocio editorial de una enorme extensión en metros cuadrados.

Jordi Ferrer

Empoderar a las máquinas

El consejero delegado de Virtual Doctor and Medicines, Jordi Ferrer, apuntó a un empoderamiento progresivo de las máquinas, después de repasar los estados emocionales de médicos y pacientes, un empoderamiento que esta firma hace posible, tal como describió, al potenciar las competencias de los usuarios que manejan dichas máquinas.

Como pauta a seguir, aconseja Jordi Ferrer usar el cerebro reptiliano para aprender progresivamente y con consciencia de que las máquinas aprenderán a hacer ciertas funcionas mejor que las personas, sin que esto suponga un problema para unas y otras.

José Antonio Alonso

Menos rigidez

La tercera sesión, que versó sobre las experiencias innovadoras en Sanidad, fue moderada por el subdirector de Innovación y Tecnologías de la Información del Hospital Universitario Infanta Leonor, José Antonio Alonso, para quien las innovaciones pudieron burlar estos meses buena parte de las rigideces de contratación que solían caracterizar a los hospitales, antes de la llegada del SARS-CoV-2.

De urgencias a casa

El jefe del Servicio de Urgencias del Hospital Universitaria Infanta Leonor, el doctor Carlos Bibiano, amplió la información aportada previamente por Pueyo sobre el proyecto [email protected], del que dijo que, no solo es adecuado para monitorizar a los pacientes hospitalizados en su domicilio, sino que aporta seguridad mediante la estratificación del riesgo y un sistema de alertas.

Ello con un protocolo que incluye la entrega de un kit de comunicación y monitorización al salir por la puerta del hospital, en el que se incluye un plan de cuidados personalizado, junto a pautas de educación sanitaria en remoto y buenos consejos sobre hábitos saludables de vida.

Open innovation

La jefa de la Unidad de Innovación y Salud Digital del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, Eva Aurín, declaró que este centro asistencial, en el que trabajan 9.000 profesionales, es partidario de la Open Innovation, a través de alianzas con pymes, otros hospitales, universidades y otros focos y foros de conocimiento.

En ese punto, comentó Eva Aurín que el departamento que lidera recibió 84 propuestas innovadoras por parte del personal del hospital, dentro del concurso de innovación ‘Yo innovo‘, realizado in house y abierto a cualquier perfil profesional y laboral de este centro.

Aurín reconoce que la pandemia sirvió para que los gerentes olvidaran sus inercias y dieran vía libre al rápido desembarco de tecnologías por empuje de una realidad desbordada, razón que le llevó a suplicar que no se vuelva a la burocratización y la esclerosis de antaño. Sin salir del ámbito organizativo, declaró que los hospitales públicos no deberían competir entre sí, sino colaborar siempre, porque tienen los pacientes asegurados.

Miguel Cabrer

Accesos remotos multiplicados

El especialista en salud digital y fundador de Idonia, el informático Miguel Cabrer, definió el deseo de esta firma de hacer accesible la imagen médica a los pacientes y ofrecer los resultados de las pruebas complementarias a través de Internet, mientras que, en la actualidad, se dedica también al flujo de pacientes entre los centros públicos y privados.

Jacobo Rodríguez Marsal

Más de 600 perfiles asistenciales

El CEO de Seasalt Technologies, Jacobo Rodríguez Marsal, explicó que esta compañía se aplica a la formación de los profesionales sanitarios que trabajan en entornos tan complejos como las grandes instituciones hospitalarias, en las que puede haber, a un mismo tiempo, hasta 600 perfiles profesionales distintos.

Descarta Jacobo Rodríguez Marsal el correo electrónico para hacer llevar las lecciones sobre innovación a los colaboradores de las instituciones, por lo que defiende su proyecto de colaboración público privada, ya ampliamente acreditado en el Hospital Universitario Infanta Leonor con un proyecto que lleva cuatro años en desarrollo y promete durar otro lustro más, como mínimo.

En otro aspecto, postula Rodríguez Marsal que la Covid-19 vino a terminar con el sueño de invulnerabilidad que sentía la gente, adormecida porque llevaba décadas sin una epidemia global tan de verdad como la actual.

Antonio Urda

Savana interpreta

El gerente de Savana para el Sur de Europa, el traumatólogo de formación Antonio Urda, declaró su cariño especial por el Hospital Universitario Infanta Leonor, al ser el centro en el que nacieron sus tres hijos y donde trabaja, actualmente, su mujer. Ya en el plano tecnológico, recordó que la primera revolución informática fue la llegada de los ordenadores a los hospitales, hasta que, en 2012, llegó el Deep Learning y se alió con el lenguaje natural, que ya era conocido de antes.

En ese momento Savana, que se nutre de la ingente información recogida en los historiales clínicos de los pacientes por los médicos, en lenguaje desestructurado a lo largo de los años, sirve de manera inmejorable para la generación de informes estandarizados, con lectura de la información en español, inglés, alemán, francés y portugués, según precisó Antonio Urda.

Urda afirmó, de la misma forma, que se aplicó Savana en exclusiva al nuevo coronavirus para permitir la redacción de artículos con datos de 10.500 pacientes, número inédito hasta la fecha en el estudio del SARS-CoV-2, como sentenció.

Javier de Castro

Primera terapia celular Covid del mundo

El coordinador de la unidad de apoyo a la Innovación del Instituto de Investigación del Hospital Universitario La Paz (IdiPaz) de Madrid, el doctor Javier de Castro, partió de la idea elemental de que un hospital es un foco per se de innovación, como se demostró en la primera ola de Covid-19, cuando Airbus ofreció sensores de aviación de guerra para detectar la falta de capacidad respiratoria de los pacientes y mejorar su estado con gafas nasales y oxigenoterapia.

También explicó Javier de Castro la transferencia de linfocitos de pacientes Covid en terapia celular aplicada a otros pacientes como experiencia de investigación pionera en el mundo, realizada por el centro en el que trabaja. De igual modo, se refirió al uso de la sangre en pacientes oncológicos, o con sepsis, cuando se da el fenómeno de linfocito exhausto y es posible hacer pronósticos más afinados de mala evolución o exitus letalis.

Ruth Solana

Fin de jornada

La doctora Ruth Solana, que es especialista en Pediatría del Hospital Universitario Infanta Leonor, resumió los puntos esenciales de esta jornada, con el deseo de que la tecnología se convierta en ciencia compartida al servicio de los pacientes, contando siempre con su participación, desde una mejor gestión del cambio que acompase el ejercicio profesional con los nuevos tiempos.

Para Ruth Solana, llegó la hora de la humanización de la tecnología desde la posición aventajada que tienen los profesionales asistenciales, a partir, por ejemplo, de la inagotable sed de conocimiento que debe acompañar siempre a los médicos, con una mentalidad cada vez más abierta a colaborar con otros perfiles profesionales.

Jesús Troya

El doctor Jesús Troya, que es internista del Hospital Universitario Infanta Leonor, expresó el estado de ánimo general al decir que, en 2020, un patógeno de apenas unas micras de tamaño puso en jaque a todos los sistemas sanitarios del mundo, aunque frente a él, la capacidad humana para reaccionar se tradujo en respuestas impensables en otro tiempo y con una celeridad realmente pasmosa.

Ello dentro de una capacidad también sorprendente para sobrevivir y para innovar en todas las facetas que definen el hecho asistencial, realidad que no oculta, como no quiso ocultar este ponente, que todavía se practica en España una Medicina decimonónica en muchos aspectos, como ya había señalado Para. trufada muchas veces también, como lamenta, de celos, egos y rencillas que impiden no solo la colaboración público-privada, sino también la público-pública.

María Luz de los Mártires

Ganar en flexibilidad

La directora general de Sistemas de Información y Equipamientos Sanitarios de la Administración de la Comunidad de Madrid, María Luz de los Mártires, puso de manifiesto que la sociedad demanda insistentemente una mayor flexibilidad y que se haga más presente la Medicina de las cinco “Pes”, por Personalizada, Predictiva, Preventiva, Participativa y Poblacional, y sin que haya lugar para los silos asistenciales.

Desde el valor catalizador del nuevo coronavirus, se refirió María Luz de los Mártires al proyecto Génesis de digitalización de la Sanidad madrileña, para optimizar la experiencia de paciente con mejores herramientas puestas al alcance de los profesionales asistenciales en entornos de seguridad a 360º.

Ello mediante repositorios de información, sumó De los Mártires, alimentados con datos desde todos los niveles asistenciales, tal como será posible pronto, y de manera inminente, con la tarjeta sanitaria virtual Covid, según señaló.

Noche de Paz

Esta jornada terminó con el villancico ‘Noche de Paz‘, entonado en alemán, inglés y español por Para y Maojo, que también estuvo al piano, para transmitir juntos un verdadero mensaje de concordia y afecto ante la proximidad de la Navidad y como deseo de que 2021 sea infinitamente mejor que el declinante año que se va, del que quedará el recuerdo entrañable de figuras que se fueron, como la del añorado Salvador Arribas y tantos otros hurtados al mundo por un patógeno de espículas inmisericordes que llegó a nuestra vida para cambiarlo todo.