Tecnología e Investigación Mediane la ténica de crioablación

El Hospital Virgen de las Nieves trata el cáncer renal aplicando frío extremo

— Granada 23 Feb, 2021 - 5:19 pm

El Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada ha eliminado un tumor en el riñón con una técnica, conocida como crioablación, que consiste en aplicar frío extremo en el nódulo afectado; un avance en la atención sanitaria que fue posible gracias al trabajo conjunto de profesionales de su Unidad de Radiología Intervencionista y su Servicio de Urología.

La crioablación es una técnica radiológica mínimamente invasiva en la que se emplea una aguja muy fina, -criosonda-, que se introduce a través de la piel hasta llegar al tumor para destruirlo con la aplicación de temperaturas mínimas, explica la Junta de Andalucía.

El responsable de la Unidad de Radiología Intervencionista del Hospital Virgen de las Nieves, el doctor Pedro Pardo, apunta que, “aunque la técnica de tratamiento no es nueva, el sistema utilizado en esta ocasión es absolutamente innovador por su aplicación en el área renal”.

Indicada para tumores pequeños

El doctor Pablo Navarro, que es radiólogo intervencionista, explica que “la aguja se posiciona en la lesión a tratar mediante sofisticados sistemas de imagen médica, como el angiógrafo, TAC o la ecografía, garantizando la precisión de la técnica. Una vez alcanzado el tumor, se hace fluir gas de argón a alta presión a través de la sonda, que permite lograr un frío intenso de hasta 150 grados centígrados bajo cero, provocando la destrucción de las células cancerosas”.

El jefe del Servicio de Urología de este centro, el doctor Francisco Javier Vicente, señala que esta terapia “está indicada en casos de tumores renales pequeños, menores de tres centímetros, en pacientes añosos y con insuficiencia renal, con un doble objetivo, la ablación oncológica y el mantenimiento de la funcionalidad del riñón”. Podrá beneficiar a unos ocho pacientes al año, en casos en lo que no hay otras opciones de tratamiento, con ventajas como estancia corta en el hospital, de un máximo 48 horas.