Hospitales tras la última ola de la Covid-19

El Hospital del Vinalopó retoma las cirugías de la obesidad

— Elche (Alicante) 30 Mar, 2021 - 11:35 am

El alicantino Hospital Universitario del Vinalopó (Elche), gestionado por el grupo sanitario Ribera Salud, ha comunicado que va retomando su actividad normal en cirugía de la obesidad, de su Unidad de Cirugía Bariátrica, en la que están implicadas las especialidades de Medicina Interna, Endocrinología, Nutrición, Psicología y Cirugía, con el objetivo de ofrecer al paciente una atención integral.

El enfermo sigue un circuito clínico en el que es sometido a pruebas diagnósticas y a un riguroso control que finaliza con la decisión final de un Comité Quirúrgico de Obesidad, que, de forma mensual, determina qué pacientes son candidatos a someterse a la intervención y cuál es la técnica a emplear.

Desde su puesta en marcha, esta Unidad realizó un total de 248 cirugías de gastrectomía tubular, hasta 2019. El inicio de la pandemia, paralizó la actividad quirúrgica del sistema sanitario, por lo que el número de intervenciones cayó drásticamente por la situación epidemiológica. “Estamos comenzando a retomar la actividad conforme se va reactivando la actividad quirúrgica en general”, explican desde el Hospital Universitario del Vinalopó.

“Queda todavía un año en el que se priorizan cirugías de patologías no demorables, pero, desde la Unidad, seguimos trabajando porque la cirugía es un paso intermedio en la consecución de un solo objetivo, tratar una enfermedad crónica, la obesidad, y todas sus complicaciones”, asegura la jefa del Servicio de Medicina Interna de este centro, la doctora María Isabel Pérez Soto.

Pérdida de peso pre operatoria

La obesidad mórbida es considerada por las sociedades médicas y científicas como la “epidemia del siglo XXI”. El número de pacientes obesos cada año va en aumento y esta situación supone un importante problema de salud sociosanitario. Existen múltiples enfermedades asociadas a la obesidad que afectan a un gran número de órganos, y que, a medio y largo plazo, suponen un riesgo vital.

Además, la obesidad es una enfermedad crónica que afecta, aproximadamente, a uno de cada cinco españoles, que requiere de una intervención multidisciplinar, entre ellos, el abordaje nutricional que se divide en la pre quirúrgica y la postquirúrgica.

La pérdida de peso pre operatoria es una buena ayuda tanto para la propia cirugía como para después de la intervención, por este motivo, al inicio del proceso, es conveniente que el paciente pierda entre el 5 y el 10 por ciento del peso inicial mediante modificación de hábitos de vida, cambios de alimentación y ejercicio físico.