Hospitales Relativa al cambio de una válvula y la colocación de un stent

El Hospital Vall d’Hebron realiza la primera cirugía híbrida de Cataluña en cardiopatía congénita

— Barcelona 11 Ene, 2019 - 1:58 pm

Profesionales de los Servicios de Cirugía Cardiaca y Hemodinámica del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona han realizado la primera cirugía híbrida de Cataluña en una cardiopatía congénita del adulto relativa al cambio de una válvula en una estenosis aórtica congénita y la colocación de un stent en la aorta en la misma intervención.

Las cardiopatías congénitas del adulto pueden ser muy diversas. Normalmente, se solucionan con intervenciones durante la infancia. En este centro sanitario, la Unidad de Cardiopatías Congénitas del Adolescente y el Adulto atiende a unas 50 personas el año. Son pacientes en los cuales no se detectó la patología cuando eran niños o no se pudo tratar porque, por ejemplo, en su país de origen no disponían de los medios necesarios.

Sobre los quirófanos híbridos, el doctor Carlos Sureda, quien trabaja en el Servicio de Cirugía Cardíaca del Hospital Vall d’Hebrón, explica que se trata de un espacio “que, además, cuenta con equipos de imagen de última generación (radiológica y ecocardiográfica). Es, por lo tanto, una sala de hemodinámica combinada con un quirófano”. Para, el doctor Miguel Ángel Castro, del mismo equipo de cirugía, es posible hacer “dos intervenciones en un ingreso para reducir los riesgos para el paciente y facilitar su recuperación”.

Estos tipos de cirugías híbridas ya se realizan en las patologías isquémicas, causadas por la obstrucción de las arterias que irrigan el corazón. “Pero es la primera vez que se realiza en Cataluña en una cardiopatía congénita del adulto, debido a la elevada complejidad de esta patología”, señala el jefe de la Sección de Hemodinámica del Servicio de Cardiología del centro, el doctor Bruno García.

Colaboración entre cirujanos

Tradicionalmente, cirujanos cardíacos y hemodinamistas tratan a estos pacientes de forma separada. En este contexto, Miguel Ángel Castro apunta que “gracias a que Vall d’Hebron cuenta con un quirófano híbrido y la estrecha colaboración entre cirujanos cardíacos y hemodinamistas, queremos iniciar un cambio de paradigma para tratar a los pacientes de forma más integral y en un único ingreso”.

Además, Bruno García añade que “este enfoque es pura Medicina centrada en el paciente, puesto que atendemos a sus necesidades en vez de hacerlo ir de profesional en profesional y que tenga que pasar por dos ingresos. Tanto cirujanos cardíacos como hemodinamistas tratamos patologías del corazón y es necesario seguir avanzando en una mayor colaboración”.

Deja un comentario